PMG: Capítulo 813 – Lin Feng Desafiando Leyes Humanas y Divinas

 

 

Editado y traducido por Gasaraki

Patrocinado por: $  Pedro E Lopez Martinez $

[wpedon id = 18351]

_______________________________________________________

Capítulo 813 – Lin Feng Desafiando Leyes Humanas y Divinas

Mientras Lin Feng estaba leyendo las escrituras, Ao Jiao finalmente logró agarrar el anillo. 

 

Después de ponerlo en su dedo, inspeccionó su contenido y dejó que su alma penetrara en él.

 

Rápidamente, se enojó.

 

“¡Dame el anillo!” La multitud estaba siguiendo el anillo. Ao Jiao los miró y gritó: “¡Todos paren!”

 

Su voz contenía la fuerza de un dragón, causando que toda la multitud temblara.

 

“No hay nada dentro, si no me crees, échenle un vistazo.” Dijo Ao Jiao sin explicar demasiado. Lanzó el anillo y Duan Wu Ya lo atrapó.

 

Duan Wu Ya inspeccionó el anillo, como se esperaba, las cosas y los recuerdos de Huang Feng estaban todos adentro. Aunque había muchas cosas adentro, no había nada que le perteneciera al emperador. Huang Feng había muerto sin obtener ningún beneficio. Por supuesto, desde el momento en que Huang Feng decidió ingresar al palacio por su cuenta, ya estaba condenado. Había solo dos posibilidades, una era obtener los tesoros del emperador y posiblemente tener la fuerza para defenderse, la otra no encontrar nada y morir una vez que todos entraron.

 

“Todos ustedes son miembros del Palacio del Dragón del Mar del Este, ¿por qué les creemos?” Gritó uno de los cultivadores de Jade del Cielo con furia. Ao Jiao sonrió fríamente y dijo: “¿Crees que Huang Feng arrojaría el anillo si hubiera encontrado los tesoros del emperador?”

 

Esa persona entrecerró los ojos. Ao Jiao tenía razón, si Huang Feng realmente obtuviera los tesoros del emperador, nunca tendría la oportunidad de regalarlos a otra persona. Nadie estaba dispuesto a aceptar la posibilidad de que ese anillo no contenga nada interesante en absoluto.

 

“Si los tesoros del emperador estuvieran realmente dentro de ese anillo, lo tomaría y me iré con eso ya.” Dijo Ao Jiao mientras se subía las mangas, decidido a seguir buscando tesoros. La gente comenzó a creerle gradualmente, volviendo a Lin Feng y preguntándose qué descubrió.

 

“Qué terrorífico Qi”.

 

Una aterradora mano negra aparecía frente a Lin Feng. Una sola mirada a esa mano les causó dolor de corazón.

 

“¿Que esta pasando? ¿Ha obtenido una habilidad increíble? “La multitud tampoco pudo entender las escrituras.

 

“¿Dónde está el tesoro? ¿Dónde? Según las leyendas, había habilidades del Palacio del Emperador de Jade, así que ¿por qué no podían encontrarlas? La multitud estaba mirando por todas partes. ¿Los tesoros del emperador estaban en esas escrituras y marcas sagradas?

 

En ese momento, una aterradora energía mortal llenó el aire cuando Lin Feng dejó de practicar su habilidad y se puso de pie.

 

Se giró y miró a Tang You You y sus otros amigos. Parecía solemne, le debía a sus amigos todo lo que acababa de aprender, si alguien lo hubiera atacado mientras practicaba, podría haberlo perdido todo.

 

“Ustedes, Mo Xi, Fei Yang, Fu Long y otros, espero que puedan ayudarme.” Dijo Lin Feng. Jun Mo Xi y los demás entornaron los ojos, Lin Feng aparentemente acababa de aprender una habilidad increíble, ¿qué necesitaba de ellos? ¿Tal vez tuvo algo que ver con los tesoros del gran emperador?

 

“Jeje, te ayudaré sin importar lo que necesites.” Dijo Huang Fu Long alegremente. Finalmente se había recuperado ahora. Jun Mo Xi y Yun Fei Yang también asintieron. Lin Feng estaba listo para pasar por todo e incluso arriesgar su vida por ellos, entonces ¿por qué se negarían?

 

Yu Tian Ji miró a Lin Feng, había estado observando en silencio a Lin Feng mientras practicaba. Yu Tian Ji sintió que algo extraordinario estaba ocurriendo en el cuerpo de Lin Feng.

 

“Está bien.” Dijo Yu Tian Ji indiferente, pero con confianza.

 

Todos asintieron, uno después del otro.

 

Lin Feng solo dio unos pasos y se detuvo frente al emperador. Estaba mirándolo fijamente, el increíble emperador … incluso si hubiera muerto, todavía se veía majestuoso y digno.

 

“Boom boom boom!” Sonoros sonidos retumbantes se extendieron en el aire, la estatua del emperador comenzó a temblar. ¿Que esta pasando?

 

Un fuego negro lleno de energía letal ardía en la mano de Lin Feng, pero miraba al emperador con tanta calma. 

 

La multitud observó a Lin Feng levantar la mano y extender la mano hacia el emperador. Los ruidos retumbantes se volvieron más feroces cuando un aterrador Qi imperial intentó bloquear la mano de Lin Feng. Sin embargo, el Qi imperial no pudo resistirlo y se dispersó. Las energías mortales de Lin Feng siguieron avanzando y se estrellaron contra el cuerpo del emperador, agrediendo a sus órganos vitales. 

 

“¡Boom!” La multitud estaba asombrada, sus corazones latían dolorosamente, sus cerebros parecían estar a punto de explotar. Lin Feng estaba usando su mano para atacar los órganos vitales del emperador?

 

Yu Tian Ji había anticipado la acción de Lin Feng pero todavía estaba asombrado. Ese era el emperador de jade, era un emperador … Incluso si ya había muerto, estaba tan glorioso como antes. No era tan fuerte como el pasado, pero incluso la gente de Jade del Cielo y el Palacio del Dragón del Mar del Este no lo miraron por su fuerza. 

 

Pero en ese momento, Lin Feng estaba desafiando sus realidades. Él usó su mano para asaltar el cuerpo del gran emperador.

 

“¡Boom!” Un terrorífico Qi invadió toda la atmósfera, el Qi imperial rodó sobre sí mismo cuando apareció una silueta. Parecía majestuoso y digno. Esa silueta se parecía a la de un emperador increíble y majestuoso. La gente temblaba, sentían que iban a colapsar por la presión. Un par de pupilas heladas miraban a Lin Feng. 

 

“¡Emperador!”

 

La multitud estaba horrorizada. Lin Feng estaba loco, ¡estaba completamente loco! ¡Esa persona era el emperador, el emperador digno y majestuoso!

 

“Esa es solo una imagen dejada por el emperador cuando murió, no es el verdadero emperador. De lo contrario, habría matado a Lin Feng en un abrir y cerrar de ojos.” La multitud se imaginó, pero respetaron a Lin Feng por sus agallas para oponerse a tal figura.

 

“Protégeme.” Gritó Lin Feng mientras cerraba los ojos. La aterradora luz que se había estado construyendo finalmente penetró en el cerebro de Lin Feng.

 

“¡Cincuenta mil almas, protegemel!” Lin Feng estaba luchando para oponerse a esa luz, tenía la suerte de tener la habilidad del Espíritu roto, si fuera otra persona, su alma ya se habría desgarrado.

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s