MGA: Capítulo 851 – Frotar sal en la herida

Traducido por DxCronos

Editado por Gasaraki

_______________________________________________________________

[wpedon id= 18351]

Capítulo 851 – Frotar sal en la herida

 

En ese momento, Chu Feng ya había descubierto los secretos de la Formación Asesina del Ártico. Si quería seguir perdiendo el tiempo aquí, entonces tenía una sola opción: correr directamente hacia la entrada de la Iglesia Cielo Ardiente. De lo contrario, si se encuentra con un callejón sin salida, entonces eso sería bastante trágico.

 

“Ahh.”

 

Sin embargo, cuando Chu Feng se acercó a la entrada, el jefe de la Secta de la espada de piedra finalmente no pudo continuar. Primero aulló de dolor, luego abrió la boca y escupió sangre pútrida.

 

Al mismo tiempo, perdió la capacidad de volar. Como un saco de arena, cayó al suelo. Después de estrellarse ferozmente, comenzó a gritar dolorosamente.

 

“AHH-”

 

Al principio, el jefe de la Secta de la Espada de Piedra planeó suicidarse cuando llegó el dolor de la reacción violenta. Sabía lo horrible que terminaría después de consumir tanta medicina prohibida. En lugar de soportar ese dolor, ¿por qué no terminarlo rápidamente?

 

Pero, el poder de la reacción no le dio esa oportunidad. Cuando el dolor se estrelló contra él, cuando desapareció el poder que obtuvo de la Medicina Prohibida, ya no tuvo ninguna posibilidad de elegir.

 

En ese momento, había perdido el control sobre su propio cuerpo. Solo podía permitir que la agónica reacción absorbiera su carne.

 

En este momento, lo que podía hacer, aparte de llevar el precio de la medicina prohibida, era solo dejar escapar el chillido desgarrador similar al aullido de los lobos y el llanto de los fantasmas.

 

“Heh, ¿finalmente ha comenzado? Oh oh oh, él realmente se ve lastimoso.”

 

Cuando vio que la cabeza de la secta finalmente caía en su juego, Chu Feng dejó de correr. En cambio, se dio la vuelta y regresó. Con las piernas cruzadas, se sentó sobre un trozo de hielo y entrecerró los ojos ligeramente. Con una apariencia fría y burlesca, miró al cabeza de  la Secta de la espada de piedra.

 

Aunque fue solo una mirada, fue realmente agradable. El jefe de la Secta de la Espada de Piedra que había usado dieciséis superpoderosas Medicinas Prohibidas ahora sentía dolor, al que incluso Chu Feng no había sentido antes.

 

Su piel se había vuelto roja como la sangre, los huesos de todo su cuerpo estaban agrietados, y sus órganos internos estaban llenos de heridas. ¿Cómo se veía como una persona tumbada en el hielo? Parecía más un cerdo vivo cocinado en una olla, una escena casi insoportable de ver.

 

Para permitirle a Eggy ver personalmente al jefe de la Secta de la Espada de Piedra y su severa apariencia, Chu Feng abrió especialmente la Puerta del Espíritu del Mundo y la liberó.

 

“Haha, bien merecido. Esto es realmente merecido. Viejo bastardo, que te dijo que consumieras tantos medicamentos prohibidos, ¿eh?”

 

Las deprimidas sensaciones que había tenido antes todo Eggy fueron barridas cuando vio eso. Se sentía aún más feliz que Chu Feng. Ella estaba saltando, saltando, aplaudiendo, animando, e incluso se acercó a la cabeza de la Secta de la espada de piedra.

 

“Sa-sa-salvame …”

 

“¡Te-te lo ruego! ¡Dame la muerte, concédeme la muerte!”

 

El jefe de la Secta de la espada de piedra realmente no podía soportar ese dolor. Las lágrimas ya corrían por su rostro, y después de ver a Eggy, en realidad actuó como si viera a un salvador y rogó descaradamente a Eggy que lo matara.

 

Por supuesto, la habitual reina benevolente y generosa naturalmente no podía simplemente dejar sola a una persona moribunda. Sus labios se curvaron hacia arriba, y en su hermoso rostro, había una sonrisa compasiva. Ella dijo: “¡No te preocupes, no te dejaré morir tan rápido! No tengas miedo, te haré vivir un poco más.”

 

Mientras Eggy hablaba, ella deseó que la cabeza de la Secta de la espada de piedra se elevara en el aire. Entonces, ella lanzó sus llamas negras. Después de que aparecieron, controladas por Eggy, permanecieron acostados debajo de la cabeza de la secta de la espada de piedra. Como asando un cerdo, ella comenzó a cocinarlo.

 

Al mismo tiempo, Eggy levantó levemente su mano de color blanco puro, luego usó sus llamas negras para crear una pequeña daga.

 

Era una daga muy filosa, y muy extraña también. En sus bordes, había innumerables ganchos minúsculos.

 

* Puchi * De repente, Eggy apuñaló hacia abajo con su daga. Se perforó profundamente en su cuerpo ya desordenado.

 

“AHH.”

 

Después, Eggy lo sacó rápidamente. No solo traía sangre negra y fétida, había grandes cantidades de músculos y carne en los ganchos de la daga. Eso lo hizo gritar una vez más como si le arrancaran el corazón.

 

¿Cómo estaba Eggy ayudándolo? Simplemente estaba arrojando una piedra a un pozo, frotando sal en una herida.

 

“¡Maldición! ¡Tú monstruo, demonio!”

 

El jefe de la Secta de la espada de piedra incluso pensó que Eggy lo ayudaría a escapar de tal agonía. Absolutamente opuesto, Eggy comenzó a torturarlo aún más despiadadamente. Sin embargo, cuando Eggy dijo las siguientes palabras, realmente quería llorar.

 

“¡Estás en lo correcto! Soy un monstruo, soy un demonio. “Eggy era extremadamente hermosa, y su sonrisa era extremadamente conmovedora. Fue bastante desarmonioso para su movimiento cruel.

 

(Ya me dio escalofríos o.O)

 

“Chu Feng, ¿tienes píldoras para prolongar temporalmente la vida de una persona moribunda?”, Le preguntó Eggy a Chu Feng con una sonrisa.

 

“¡Oh, curiosamente, tengo esas píldoras! ¿Para qué las necesitas? “Chu Feng también tenía una sonrisa en su rostro. Sabía claramente lo que Eggy estaba pensando, pero aún así lo hizo intencionalmente, fingiendo confusión.

 

“No es mucho, solo quiero que este viejo bastardo viva un poco más, para que pueda disfrutar un poco de este dolor antes de morir”. Al menos su vida no será tan despreciable y descaradamente desperdiciada. ” Dijo Eggy con una sonrisa también.

 

“¡Jaja bien! ¡Buena idea! Aquí, tómalas.” Chu Feng rugió de risa, y mientras hablaba, arrojó varias píldoras a Eggy.

 

Cuando el jefe de la Secta de la Espada de Piedra vio eso, su rostro ya estaba rojo como un monstruo que se puso verde inmediatamente. Había visto a algunas personas perversas, pero nunca había visto gente tan cruel como ellos. Entonces, rápidamente cerró la boca, temeroso de que Eggy realmente le diera de comer esas píldoras que prolongarían su vida.

 

* Whoosh *

 

Sin embargo, Eggy ni siquiera se molestó en decir nada. Con un brillo frío, la daga en su mano pasó y le cortó la mandíbula inferior. Luego, arrojó las píldoras a su boca. Después, ella usó su poder para ayudar a empujarlas en su estómago, y luego lo ayudó a refinarlas.

 

“Ahh-Mm-Ahh-”

 

En ese instante, el jefe de la Secta de la Espada de Piedra que carecía de mandíbula inferior no podía hablar. Solo podía hacer interminables aullidos mientras las lágrimas corrían por su rostro.

 

En ese momento, realmente se arrepintió. Lamentó haber enojado a Chu Feng y a Eggy. Si él supiera que una escena como la que ahora aparecería, entonces no debería haber puesto todo en la línea para pelear contra Chu Feng. Debería haber usado una sola Medicina Prohibida y haber escapado.

 

Pero, no había nada que él pudiera hacer. No había medicinas para arrepentirse en este mundo, y del mismo modo, no había forma de caminar por el camino que ya había tomado. En este momento, la única opción que tenía era soportar el precio debido a su propia acción.

 

“Son realmente dos mocosos despiadados. Pero, debes parar cuando sea apropiado. ¿Qué tal si me das una cara hoy y lo sueltas?”

 

Pero justo en ese momento, una voz extremadamente poderosa sonó desde lejos. En el instante en que sonó la voz, incluso la Formación Asesina del Ártico, Formación Asesina del Ártico, se tambaleó violentamente. Hubo incluso innumerables grietas pequeñas en el hielo circundante.

 

Al mismo tiempo, una presión ilimitada se extendió. Envolvió todo. Esa presión pertenecía a un Rey Marcial.

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s