PMG: Capítulo 827 – El Valle de la Muerte

 

 

 

Editado y traducido por Gasaraki

Patrocinado por: $  Pedro E Lopez Martinez $

[wpedon id = 18351]

_______________________________________________________

Capítulo 827 – El  Valle de la Muerte

Después de dos horas, Lin Feng frunció el ceño. Podía sentir la energía de la espada demoníaca, pero no sabía qué tan lejos estaba de él. Había estado en su roc durante dos horas, pero no había encontrado nada. ¿Cuántas horas podría pasar buscando la espada?

 

La dirección hacia la que se dirigía era desolada y aislada. No había rastros de civilización humana y era extremadamente tranquilo. Si los generales dragones lo encontraran allí, no podría esconderse.

 

Fue una buena noticia que la espada no atacara su determinación esta vez. Tal vez ya no necesite sellarlo.

 

También fue la primera vez que Lin Feng realmente fue capaz de matar a los cultivadores de nivel Tian. A pesar de que solo había llegado a la parte superior del reino Xuan Qi, ahora podía matar a los cultivadores Tian en niveles más altos. Debe mencionarse que el general dragón lo subestimó y no había sido tan cauteloso. Si hubiera tomado en serio a Lin Feng desde el principio, probablemente habría matado a Lin Feng.

 

Por lo tanto, no importa qué, Lin Feng tuvo que recuperar su espada demoníaca. A pesar de que su espada demoníaca tenía un temperamento aterrador, Lin Feng dependía de ello.

 

Después de un largo tiempo, miró a lo lejos y no encontró nada en absoluto. Sin embargo, Lin Feng siguió avanzando, no pasó mucho tiempo antes de que fuera detenido. Frente a él estaba la silueta de un general dragón sosteniendo una lanza en el cielo. Parecía frío cuando lanzó algo de Qi en Lin Feng. Sus ojos estaban llenos de intenciones asesinas. 

 

“Nunca podré escapar.” Pensó Lin Feng.

 

“¿Qué tesoro usaste para matar al General dragón dorado púrpura?” Ese general dragón estaba molesto. 

 

“Peleemos y ya verás.” Lin Feng replicó. 

 

El general dragón gimió fríamente cuando su lanza comenzó a temblar. En un instante, apareció un torbellino y comenzó un tornado de arena. Rápidamente se convirtió en una cueva negra  tragando Qi puro.

 

“Esta vez, no tendrás tanta suerte.” Dijo el general dragón mientras saltaba hacia adelante. Lin Feng tenía la impresión de que el viento consistía en hojas de afeitar que pretendían cortarlo. 

 

Intención de viento, corte!

 

El roc voló hacia atrás. Lin Feng sacó su placa de sello demoníaco para bloquear el viento. Sonidos de rumor se extendieron en el aire cuando los torbellinos fueron detenidos por la placa del sello demoníaco.

 

“No es de extrañar que hayas sido capaz de matar al dragón dorado púrpura, tienes tan buenos tesoros.” Dijo el general dragón que reconoció el sello demoníaco. Luego saltó hacia adelante y nuevamente fue rodeado por un huracán.

 

Ese viento increíble pasó sobre la placa del sello demoníaco y continuó hacia Lin Feng.

 

“¡Vuelve!” Gritó Lin Feng furiosamente. La placa del sello demoníaco comenzó a girar, pero el viento ya había llegado frente a Lin Feng, por lo que esta vez no pudo bloquearlo con la tableta. 

 

“¡Boom!” 

 

Un terrorífico y majestuoso Qi apareció de repente, el Qi imperial se precipitó hacia los cielos. Hubo millones de rayos de luz. Sin embargo, desapareció tan rápido como llegó y el general dragón fue volado de inmediato.

 

En ese momento, una fuerza gigantesca apareció sobre su cabeza. El general  dragón levantó la cabeza y vio un pequeño corazón en la mano de Lin Feng. Lin Feng lo arrojó al aire y se escucharon ruidos retumbantes. La atmósfera estaba temblando y el general dragón tembló mientras miraba el gigantesco palacio sobre su cabeza. ¿Qué fue eso? Lin Feng podría controlar un palacio?

 

“Boom boom boom!” El palacio se estrelló contra el cuerpo del general  dragón y lo aturdió. Sin embargo, el palacio gigantesco desapareció rápidamente de nuevo. Lin Feng llegó arriba de él en el cielo, todavía sosteniendo su placa de sello demoníaco. La placa contenía una fuerza opresiva aterradora, parecía que la atmósfera se había congelado a su alrededor.

 

“Boom!”

 

Los ataques de Lin Feng venían uno tras otro, aplastando al general dragón. La fuerza opresiva hizo despertar al general dragón. Sin embargo, no tuvo tiempo de reaccionar ya que una mano gigantesca que contenía energías mortales destruyó la atmósfera y un horrible chillido se extendió en el aire. La cabeza del general dragón estaba aplastada, pero su cuerpo aún se movía. Sin embargo, el poder corrosivo residual de las energías mortales lo redujo a cenizas.

“Ese tipo se destacó en el uso de la velocidad. Había logrado moverse más rápido que yo, así que tuve que usar el palacio. Ahora el Qi del palacio atraerá a otras personas. Debo encontrar la espada demoníaca tan pronto como sea posible.” Pensó Lin Feng. Debido a que el tipo había venido solo, Lin Feng estaba dispuesto a seguir tomando riesgos. Sin el palacio, no habría sobrevivido a esta pelea.

 

El roc estaba creando torbellinos alrededor de sí mismo. Lin Feng saltó sobre su espalda y continuaron avanzando. Como era de esperar, poco después dejaron a los dos generales dragones y aparecieron sus dragones de inundación, pero Lin Feng no se encontraba por ningún lado.

“El general Feng Sha también fue asesinado. Aquí hay un fuerte Qi imperial, tal vez Lin Feng está usando el tesoro del emperador de jade. Vamos a perseguirlo, pero tengamos mucho cuidado.” Decidió uno de ellos. Luego continuaron avanzando y persiguieron a Lin Feng. Los dragones de inundación eran extremadamente poderosos y su velocidad era aterradora. Eran más rápidos que el roc de Lin Feng porque su nivel era más alto.

Frente a Lin Feng estaba el área sin límites y plana, en medio de la cual había un valle. Ese valle contenía Qi muerto y rumores provenían de él. Lin Feng se detuvo en el aire y miró hacia abajo.

El Qi de la espada demoníaca estaba emanando del valle.

 

“Vámonos.” Dijo Lin Feng y el roc continuó. Luego de un breve momento, se encontraron en el medio del valle y Lin Feng se encontró con una tableta. “Muerte” fue escrito en esa tableta.

Lin Feng movió su mano e hizo que la hierba que cubría parte de la tableta se apartara. Otra palabra apareció en la tableta y Lin Feng pudo ver el texto completo …

“¡Valle de la Muerte!” ¡Lin Feng había llegado al Valle de la Muerte! Él ya había escuchado ese nombre en el pasado. Jun Mo Xi lo había mencionado en el pasado. Antes de ir al Mundo Misterioso, Jun Mo Xi le dijo a Lin Feng que había un gigantesco sello demoníaco en el interior del Valle de la Muerte. Nadie se atrevió a ir al Valle de la Muerte porque probablemente morirían.

Sin embargo, la espada demoníaca había corrido allí para que Lin Feng solo pudiera seguirla.

“Boom boom boom!” Lin Feng volvió la cabeza y vio cuatro dragones de inundación y dos generales dragones en la cola. Su Qi estaba emitiendo sonidos retumbantes. Sin embargo, estaban lejos y se detuvieron fuera del Valle de la Muerte. No se acercaron y permanecieron en silencio.

Lin Feng había ingresado al Valle de la Muerte, eso no era bueno … ¿Quería morir?

En Gan Yu, el Valle de la Muerte se consideraba muy peligroso y un territorio prohibido. Nadie fue allí porque demasiados cultivadores extremadamente fuertes había ido allí en el pasado para ver al demonio de las leyendas, ¡pero ninguno de ellos volvió!

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s