PMG: Capítulo 851 – Nueva página

 

 

 

Editado y traducido por Gasaraki

Patrocinado por: $    Carlos Daniel Osorno Rivera $

______________________________________________________

 

 

Capítulo 851 – Nueva página

Zi Yun Qing agarró la campana y sonrió. Un momento antes, había visto la fuerza aterradora de Lin Feng y consideró que su fuerza en el primer reino de Tian Qi no era suficiente. Tenía miedo de terminar como los demás. Sin embargo, ahora que estaba usando el tesoro de Tian Shu, Lin Feng definitivamente iba a perder.

Lin Feng no estaba contento con Tian Shu Zi cuando saltó hacia adelante. Usó su técnica de agilidad para aparecer frente a Zi Yun Qing casi al instante. Él condensó una fuerza aterradora en su puño y golpeó el aire en su dirección.

Zi Yun Qing sonrió mientras condensaba Qi puro en la campana mágica. Resonó fuerte e hizo temblar de dolor a Lin Feng.

“¡Ding ding dong dong!” La campana resonó en el cerebro de Lin Feng, dándole alucinaciones. Utilizó su técnica de alma rota y protegió su conciencia con su campana antigua. Sin embargo, parecía que las ondas de sonido contenían una fuerza maligna que asaltaba su intención y oprimía su alma.

 

Lin Feng se escapó y se puso las manos en las orejas. El objeto mágico de Tian Shu fue, como era de esperar, extremadamente poderoso.

“Utiliza la campana para oprimir su alma y detenerlo en seco, ¡escucha mi consejo!” Dijo alguien a Zi Yun Qing. Sorprendentemente, fue Tian Shu Zi dando consejos más valiosos.

Zi Yun Qing comenzó a hacer que el elemento resonara cuando aparecieron luces doradas que dispararon contra Lin Feng. Los sonidos eran tan fuertes que también lastimaban los tímpanos de la gente. A pesar de que Zi Yun Qing no los estaba atacando, las ondas de sonido todavía los estaban lastimando.

“Boom!”

El cerebro de Lin Feng temblaba ya que muchas de sus almas rotas estaban muriendo por las ondas de sonido. Al mismo tiempo, su intento fue aplastado.

Las luces doradas alrededor de la campana se volvían más intensas, los sonidos eran cada vez más fuertes. Luces brillantes y doradas rodeaban el cuerpo de Lin Feng.

La campana podría agarrar el alma de las personas y estrecharlas. Sin un alma, un cultivador se convirtió en una cáscara vacía. Si se constreñía el alma de un cultivador, el cultivador ya no podía mantener la conciencia y no podía hacer nada.

Lin Feng lanzó un fuego aterrador y una fuerza opresiva que se rompieron a su alrededor. Lin Feng luego sacó su piedra con la palabra “sello” inscrita en ella.

“¡Ve!”, Gritó furiosamente Lin Feng. La piedra apuntó a la campana y se convirtió en una piedra gigantesca. El gigantesco “sello” parecía contener la mayor parte de la presión.

La antigua piedra del sello demoníaco se remonta a la antigüedad y su poder de sellado era enorme. Aunque Lin Feng solo poseía una pequeña pieza, fue suficiente.

Un zumbido se extendió en el aire cuando la piedra del sello demoníaco selló la campana.

 

Al mismo tiempo, Lin Feng levantó el meteorito Tian Xuan y parecía que una montaña caía de la atmósfera.

“Parece que se olvidó de que nosotros, la gente de Tian Xuan, también tenemos un tesoro.”  Dijo Lin Feng. Luego corrió hacia adelante y aterrizó frente a Zi Yun Qing. En un instante, pareció que la Tierra se volvió oscura. En ese momento, Lin Feng sostenía un meteorito gigantesco, del tamaño de una montaña.

“Muere”. Lin Feng lanzó el gigantesco meteorito a Zi Yun Qing. Ruidos y luces de estrellas brillaban en la atmósfera. Al mismo tiempo, una fuerza terrorífica oprimió el cuerpo de Zi Yun Qing.

La piedra del sello demoníaco estaba oprimiendo la campana, haciendo que Zi Yun Qing se desesperara. En ese momento, pudo sentir el poder del artículo de Tian Xuan.

Un terrorífico Qi surgió del cuerpo de Zi Yun Qing. Su Qi puro fluía a una velocidad increíble, y ya no estaba restringiendo su nivel de cultivo. Su fuerza volvió al de el segundo reino de Tian Qi.

“¡Bombardeando la huella de la mano!” Gritó Zi Yun Qing furiosamente. Ambas manos se convirtieron en huellas de manos que bombardeaban y atacaron el objeto de Tian Xuan. Sin embargo, mientras golpeaba el meteorito, Zi Yun Qing fue propulsado hacia atrás.

Lin Feng sonrió fríamente mientras levantaba su meteorito de nuevo. Un poder terriblemente opresivo cayó del cielo.

“¡Boom!” “Una fuerza aterradora se estrelló contra el cuerpo de Zi Yun Qing, haciendo que su sangre comenzara a hervir.

La multitud se quedó sin palabras, Zi Yun Qing estaba usando la fuerza del segundo reino de Tian Qi, pero Lin Feng aún tenía la ventaja. No es de extrañar que el viejo cultivador Zun de la nieve confíe en Lin Feng y haya puesto el futuro de Tian Xuan en sus manos. Él tenía habilidades naturales increíbles..

“Boom boom boom!”

El meteorito de Tian Xuan estaba oprimiendo a Zi Yun Qing, cuya boca ahora estaba goteando sangre. Todo su cuerpo había sido aplastado contra el suelo y muchos de sus huesos estaban rotos.

El incienso ya casi había terminado de quemarse.

“¡Cling ling ling!” Se escuchó un extraño sonido de repente. La campana del alma se liberó sorprendentemente de la piedra del sello demoníaco y apareció sobre Lin Feng. De repente se convirtió en una gigantesca campana de oro y aparecieron siete rayos de luz alrededor de Lin Feng. Se convirtieron en terroríficos rayos de fuerza física y atacaron a Lin Feng, lo que hizo que su alma temblara violentamente. ¡Ya había perdido algunas almas rotas!

En ese momento, no podía moverse y no podía usar más sus poderes.

“¡Qué descarado!” Gritó Jian Feng Zi furiosamente. Su Qi espada se lanzó hacia los cielos y él saltó hacia delante. Obviamente, Zi Yun Qing no había hecho eso. Zi Yun Qi estaba siendo oprimido por las energías de Lin Feng. Tian Shu Zi solo pudo haber hecho eso.

“¡Espera!” Dijo el cultivador zun de nieve mientras evitaba que Jian Feng Zi atacara, sorprendiendo a este último. Con eso, dejó de moverse. Sabía que el cultivador Zun de nieve no haría nada, por lo que Lin Feng todavía estaba en peligro.

La campana todavía sonaba y Lin Feng podía sentir que su alma seguía llorando.

 

Su espíritu celestial de nueve dragones apareció y rugió furiosamente mientras se lanzaba a los cielos. Sin embargo, también fue oprimido por la campana y rápidamente volvió a caer.

El meteorito Tian Xuan volvió a convertirse en una piedra y regresó a Lin Feng. Una fuerza increíble surgió de ella y Lin Feng lo sintió, fue una gran sensación. La fuerza de la Tierra y el cielo irradiaban placenteramente de ella.

Parecía que esa piedra era un puente entre él y el universo. Lin Feng podía entender los poderes místicos del universo gracias a la piedra. A su alrededor, todo se volvía más claro y podía sentir los más mínimos detalles: las hojas flotando, los granos de arena moviéndose, los copos de nieve cayendo, también podía sentir la vitalidad. Con esta repentina comprensión, la fuerza comenzó a fluir en su cuerpo.

Era como si fuera uno con la Tierra y el cielo, una verdadera fusión. Era similar a su mundo de oscuridad. Sin embargo, ¡era aún más místico y maravilloso que esos dos sentimientos!

“Cling ling ling!” ”

La campana todavía sonaba en el cerebro de Lin Feng, su otro espíritu se movió también, era el espíritu  libro. Los siete rayos de luz se estaban volviendo más deslumbrantes ahora.

Una página del espíritu del libro comenzó a moverse, cada vez que sonaba la campana, esa página quería volcarse aún más. Parecía que iba a cambiar.

“¡Cling !” Finalmente, la campana sonó una vez más y la página comenzó a girar.

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s