PMG: Capítulo 864 – Joven maestro sombrío

 

 

 

Editado y traducido por Gasaraki

Patrocinado por: $    Carlos Daniel Osorno Rivera $

______________________________________________________

PMG: Capítulo 864 – Joven maestro sombrío

En un palacio de la antigua ciudad imperial de Xue Yue, había un joven montado en una bestia feroz. Su Qi era particularmente oscuro.

“¿Qué pueden hacer? Él es solo un cultivador del reino Xuan Qi, nada más … podemos ir y capturarlo sin tomar ningún esfuerzo. ¿Por qué unir manos cuando puedes capturar a sus padres y hacer una alianza con otro país …? “Dijo un joven fríamente. Él parecía enojado. Ya había llegado al noveno reino Xuan Qi y estaba a punto de abrirse paso hacia el reino Tian Qi, pero el ambiente allí no era lo suficientemente bueno para su cultivo, lo que le molestaba.

“Jie Jie, tu Hijo no es un joven ordinario. Mucha gente lo está buscando … Sus padres están en nuestras manos, si vuelve, lo amenazará con ellos.”

Esa voz deprimente vino de un ataúd. Aparte de ese ataúd, había otro ataúd lleno de Qi extremadamente espeso y sombrío.

“¿Y qué? Incluso si es fuerte, solo ha logrado pasar al reino Xuan Qi. En aquel entonces, terminó primer lugar en la Gran Competencia de Xue Yu, Xue Sha y el árbol muerto eran solo pedazos de basura.”Dijo el joven despreciativamente. “Creo que deberíamos matarlos a los dos y luego capturar a su esposa y mostrarle. Entonces podemos ponerla en la puerta principal, ¿no es lo mismo? ”

“Entiendo, estás aburrido … Cuando estábamos en la ciudad de Yangzhou, capturamos a una doncella y ella está realmente fresca … si quieres pasar un buen rato” Dijo una voz que provenía de otro ataúd.

“Está bien, ¿dónde está?” Preguntó el joven maestro aparentemente emocionado. Él estaba en un país pequeño y aburrido. No fue tan emocionante como estar en su propio país, el Imperio Pluma Negra. Tampoco hubo acceso a las instalaciones de cultivo de la secta Tian Sha … no entendía por qué la secta no capturaba a Lin Feng.

“Ok, la prepararemos para ti, jejejeje” Dijo una voz que provenía de otro ataúd. El ataúd luego se elevó en el aire y salió del palacio. En el patio había una mujer hermosa, parecía pura e inocente. Fue la joven a quien Lin Feng había salvado en el pasado, Yi Xue. Después, ella había pasado algún tiempo con la madre de Lin Feng, Yue Meng He.

“No está mal” Pensó el malvado joven maestro cuando la vio. Sus ojos brillaban de emoción. Esa chica parecía tan pura. Ella probablemente era virgen, perfecta para el joven maestro.

Caminó hacia Yi Xue e intentó poner sus dedos sobre sus labios pero ella lo evitó. Ella estaba mirando a ese joven sombrío de una manera helada.

“¡Kacha!”

En ese momento, se escuchó una voz maligna mientras una silueta se arrastraba fuera del ataúd. Él sostuvo un jade roto en su mano.

“Maestro sombrío, Lin Feng regresó. No pasará mucho hasta que venga aquí.” Dijo el joven maestro. Había estado esperando a Lin Feng por mucho tiempo. Finalmente, llegó el momento.

“¿Eh?”, El joven sombrío miró a Yi Xue de una manera malvada y dijo: “Aun así estoy de humor para jugar contigo.”

Luego agarró a Yi Xue y la llevó a la puerta principal.

Mucha gente se había reunido en la puerta … esto era normal todos los días. Mucha gente miró a las dos personas en la puerta.

Dos genios de Xue Yue … y su hijo … Fueron tan desafortunados. Xue Yue había sido invadido por dos países poderosos y habían aparecido algunos cultivadores fuertes del reino Tian Qi. Xue Yue no podía hacer nada … Lin Feng tenía una sola solución, volverse demonio otra vez.

Las dos personas que colgaban en la puerta eran los padres de Lin Feng, su padre Lin Hai y su madre Yue Meng He.

Ambos fueron heridos y sus cultivos lisiados. Su Qi fue extremadamente débil. Ya se veían tan viejos y cansados. Sus labios y su piel estaban extremadamente secos, su cabello desordenado, apenas respiraban. Parecían estar a punto de morir.

Muchas personas locales de Xue Yue se sintieron increíblemente tristes cada vez que las vieron.

“Meng He, he sido inútil toda mi vida.” Dijo Lin Hai sintiéndose extremadamente culpable. Yue Meng Lo había elegido a él y nunca habían disfrutado de una vida feliz.

“¿De qué estás hablando? Tenemos un hijo maravilloso y dos hermosas nueras. Solo quiero que vivan. Solo espero que Lin Feng nunca llegue.” Djo Yue Meng He. Debido a que su boca estaba tan seca, era difícil hablar.

“Tu hijo ha regresado. Está en la ciudad de Yangzhou y probablemente se dirigirá hacia aquí ahora.” Dijo alguien. Era un hombre joven en la parte superior de la puerta. Parecía malvado, y junto a él estaba una chica hermosa.

Sabían que había muchos cultivadores fuertes allí. Ambos ya formaban dos de los cuatro genios de Xue Yue y fueron derrotados por esta gente. Por lo tanto, si Lin Feng viniera a pelear y no se convirtiera en demonio otra vez, moriría seguro … y si se convirtiera en demonio, nunca más se recuperaría.

“Tu hijo es un pedazo de basura, esa chica es tan fresca y tu hijo nunca la ha follado. Bien por mí.” Dijo el Maestro sombrío  de una manera absolutamente desagradable. Luego puso su mano en la boca de Yi Xue mientras ella intentaba gritar.

“¡Tu animal! ¡Déjala ir! “Gritó Lin Hai furiosamente.

“¿Por qué habría? ¡Ella me está rechazando, el maestro sombrío! ¿Cómo podría dejarla ir? ”  Dijo Jie Jie mientras sonreía. Estrechó su mano y un ataúd apareció frente a él.

“Probablemente nunca te hayan follado en un ataúd, te mostraré cómo se siente.” Dijo Jie Jie mientras agarraba a Yi Xue y la metía en el ataúd. Luego se sentó sobre ella. Se veía monstruosamente malvado.

Después de hacer el amor con ella, él absorbería su femenino Qi, ¡qué placer sería!

“¡Animal sucio!” Gritaron Lin Hai y Yue Meng He. Gritar era inútil sin embargo. El ataúd se estaba cerrando lentamente mientras el  maestro sombrío estaba a punto de comenzar a violarla. Casi se podría verlo ya.

En la distancia, la multitud no se atrevió a decir nada, pero la escena fue realmente desagradable y trágica.

Lin Hai estaba sin palabras y devastado.

“¡Boom!” En ese momento, el ataúd se abrió y el de Yi Xue fue expulsado. El maestro apareció con sangre en la boca y miraba fríamente a Yi Xue.

“¡Bastardo!” Dijo Jie Jie mientras escupía un poco de sangre. “Me has humillado, un maestro. No mereces recibir mi atención.”

“Bien, muy bien.” La voz del maestro se volvía cada vez más fría. “Ahora te mataré y luego chuparé tu Qi”. Esto tampoco parece ser una mala idea.”

“Bzzz … bzzz …” en ese momento, un fuerte viento comenzó a soplar. El  maestro sombrío se sorprendió cuando miró a lo lejos.

“Qué poderoso Qi bestial” Pensó el maestro sombrío. Luego gritó: “¿Quién eres tú? ”

Al mismo tiempo, la gente se elevó en el aire y lanzó un poderoso Qi, esas personas eran de Lie Yun y Tian Feng.

La secta Tian Sha había invadido Xue Yue y las personas que se habían unido más tarde estaban siguiendo sus órdenes.

En general, tenían el mismo objetivo: matar a Lin Feng.

“¡Maestro!” Gritó Yi Xue. La silueta en la distancia se acercaba, era Lin Feng.

“Lin Feng.” En ese momento, la multitud en la antigua ciudad imperial estaba asombrada. Fue Lin Feng.

“¡Oh!” Lin Hai y Yue Meng Suspiraban … Aunque estaban agradecidos, estaban tristes. ¡Lin Feng no podía rivalizar con esa gente!

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s