PMG: Capítulo 865 – Dios de la Muerte

 

 

 

Editado y traducido por Gasaraki

Patrocinado por: $    Carlos Daniel Osorno Rivera $

______________________________________________________

PMG: Capítulo 865 – Dios de la Muerte

El maestro estaba encantado cuando vio a Lin Feng, comenzó a liberar algunas energías mortales.

“Parece que te apetece que tu maestro, bueno, estarás juntos para siempre, enterrados seis pies debajo.” Dijo el Maestro Jie Jie mientras sonreía. Luego comenzó a condensar Qi sombrío en su puño para atacarla.

“¡Detente!” Gritó Lin Feng furiosamente. Su voz era tan fuerte que hizo temblar los tímpanos del Maestro Jie Jie. Al mismo tiempo, Lin Feng usó su técnica de agilidad Xiao Yao para correr hacia Yi Xue.

“¿A dónde vas?” Muchas personas aparecieron frente a Lin Feng y liberaron energías aterradoras. Pero en ese momento, un Qi espada se lanzó al cielo y atravesó a esa gente. Sus cuerpos luego cayeron del cielo.

“Boom!” Un golpe aterrador se estrelló contra el cuerpo de Yi Xue y el Qi sombrío penetró en su cuerpo. Yi Xue obviamente no pudo soportarlo. El Qi fluía por sus venas, sus órganos vitales estaban dañados y su vitalidad se estaba agotando.

Todavía estaba mirando a Lin Feng y sonriendo. Inicialmente, ella era una esclava y nunca había disfrutado de la belleza de la vida. Más tarde, Lin Feng la salvó del mercado de subastas y la gente finalmente comenzó a respetarla.

Desafortunadamente, nunca más estaría al lado de Lin Feng y nunca más podría cuidarlo.

Mientras su sonrisa todavía estaba en su rostro, su cuerpo cayó lentamente. Ella se había convertido en un cuerpo inerte y ya no sabía lo que estaba sucediendo.

Lin Feng agarró a Yi Xue y condensó Qi puro alrededor de su cuerpo para protegerla. Al mismo tiempo, sacó una pastilla y se la metió en la boca. Luego tocó su cuerpo para estimular su cuerpo y acelerar el efecto de la píldora.

Su silueta parpadeó cuando puso a Yi Xue en la parte posterior del águila de nieve. Luego se dio vuelta y miró las dos siluetas en la puerta.

“Lin Feng, finalmente, has venido a morir” Dijeron las personas de Lie Yun y Tian Feng.

“¡Mi hijo!” Dijeron Yue Meng He y Lin Hai mientras miraban a Lin Feng. Parecían orgullosos de su hijo. “No necesitabas venir …”

“Papá, mamá, los que te torturaron van a morir” Dijo Lin Feng con furia. Luego saltó hacia adelante y liberó una cantidad monumental de energías mortales. La multitud se sintió oprimida ya que la gente de ambos países también estaba asombrada. ¿Cómo podrían las energías de Lin Feng ser tan poderosas?

“¡Slash!” Apareció una espada invisible que atravesó la frente de alguien y los mató instantáneamente.

“¿Eh?” Los otros estaban asombrados y parecían aterrorizados.

“¡Slash, slash, slash!” Espadas aterradoras aparecían y silbaban. Todos los que estaban frente a Lin Feng fueron apuñalados en la frente. Ni siquiera tuvieron tiempo de ver esas espadas.

La multitud que estaba fuera de la ciudad imperial se sintió oprimida por esas energías. Lin Feng se había vuelto tan fuerte. Lin Feng podría matar fácilmente a esas personas en un abrir y cerrar de ojos y nadie podría detenerlo.

Lamentablemente, hubo cultivadores del reino Tian Qi que habían venido de los dos países. Lin Feng era un genio, pero en contra de ellos, su talento era inútil.

“Oh, no …” La gente que estaba detrás vio cuán fuerte era Lin Feng, así que agarró a sus padres y les puso una cuchilla en la garganta. Inicialmente, querían salvar eso si Lin Feng se convirtiera en un demonio, no habrían pensado que tendrían que hacerlo, tan temprano.

“¡Lin Feng, detente!” Gritaron furiosamente esas dos personas. Lin Feng dejó de matar a los que estaban frente a él y los miró con frialdad. Sin embargo, él no continuó atacando.

“Morir.” Lin Feng conocía a uno de ellos. Fue el tutor imperial de Tian Feng quien tuvo que ir a Ciudad Mi Cheng.

“No pensé que te volverías más fuerte de nuevo. Viniste aquí para morir y te ayudaré a lograr tu objetivo.” Dijo el tutor imperial, mirando a los cadáveres. Estaba sorprendido de cómo Lin Feng había matado a más de una docena de cultivadores del octavo reino de Xuan Qi. Esas personas eran discípulos centrales del país Tian Feng, pero Lin Feng los había masacrado fácilmente.

“No te maté en ese momento, pero ahora tu gente de Tian Feng lo lamentará, pagarás el precio de tus acciones.” Dijo fríamente Lin Feng. Su interlocutor solo se rió, “Ridículo, apenas puedes protegerte y nos estás amenazando? Espera a que lleguen los cultivadores del reino Tian Qi de Tian Feng y verás.”

“¿Es eso así?” Dijo Lin Feng con frialdad. Luego dio unos pasos más y se acercó al hombre.

“Detente.” Gritó alguien. “Un paso más y tus padres morirán.” El Maestro Jie Jie se sorprendió por la fortaleza de Lin Feng. Era mucho más fuerte de lo que creía que era.

“¿Quién eres?” Dijo Lin Feng mientras lo miraba.

“Secta Tian Sha, el Maestro sombrío” Dijo el joven. Lin Feng estaba un poco sorprendido. “Secta Tian Sha … también está participando … Parece que la situación es compleja.”

“Lin Feng, terminaste primer lugar en la Gran Competencia de Xue Yu, como era de esperar, eres un cultivador extraordinario … pero hoy morirás.” Dijo el maestro mientras liberaba un Qi sombrío y helado.

“Odio ese tipo de Qi más, así que tendrás que morir primero.” Dijo Lin Feng mientras corría hacia él usando la técnica de agilidad Xiao Yao. Llegó frente al maestro sombrío que quería escapar, pero ya era demasiado tarde. Lin Feng inmediatamente lo agarró por el cuello.

“¿Quieres que tus padres mueran?”  Dijo el  maestro sombrío cuando vio que Lin Feng quería matarlo. Su corazón latía con fuerza, qué energía fría …

“Si te mato, ¿realmente matarán a mis padres?” Dijo Lin Feng. Esos dos confiaban en los padres de Lin Feng para protegerse.

“Soy un maestro de la secta Tian Sha, ¡inténtalo si te atreves!” Dijo el maestro sombrío cuando sintió que las intenciones asesinas de Lin Feng estaban aumentando rápidamente. Tenía miedo, realmente temía por su vida.

“La secta Tian Sha no es nada ante mí. Maté a gente del Palacio del Dragon del Mar del Este, así que si quieres que lo intente, lo haré. ¡No solo te mataré, todos los que vinieron a Xue Yue morirán! “Dijo Lin Feng amenazadoramente. Luego levantó al joven maestro en el aire y liberó una cantidad infinita de Qi espada hacia el joven maestro.

“¡No! ¡Si me matas, todos morirán aquí también! ” Dijo el maestro sombrío. Sin embargo, Lin Feng no pudo controlarse más y su Qi continuó.

“¡No!” Gritó el maestro sombrío. Estaba aterrorizado, petrificado … Sin embargo, no podría pensar más después de eso porque el Qi espada ya lo había rodeado y había comenzado a perforar su piel. Todo su cuerpo estaba siendo destrozado, pieza por pieza.

Además, los dos que habían tomado como rehenes a los padres de Lin Feng temblaban de pies a cabeza, parecían desesperados. Lin Feng dijo que lo mataría y lo hizo. Lin Feng estaba loco, como un dios de la muerte, no le importaban las consecuencias de matar a otras personas.

Toda la multitud temblaba en la distancia, sus corazones latían con fuerza y ​​no podían apartar la vista de lo que estaba sucediendo. Mirar a Lin Feng los hizo sentir emocionados y llenos de vitalidad, su sangre estaba casi hirviendo.

Lin Feng se había convertido en un dios de la muerte que nadie podía detener.

¡Esa gente había invadido Xue Yue y había humillado a sus padres, tenía que vengarse y matarlos!

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s