PMG: Capítulo 877 – Así que cierran los mundos aparte

Editado y traducido por Gasaraki

Patrocinado por: $    Carlos Daniel Osorno Rivera $

______________________________________________________

PMG: Capítulo 877 – Así que cierran los mundos aparte

La Montaña del Viento Negro y la cordillera Yun Hai comparten una frontera. Ambos eran territorios bastante extensos, por lo que nadie en Xue Yue realmente no sabía nada sobre la Montaña del Viento Negro. Nadie había viajado nunca en las profundidades de la Montaña del Viento Negro y los que se habían atrevido nunca habían regresado vivos. Todo lo que se sabía era la presencia de bestias feroces.

En la frontera entre la Montaña del Viento Negro y Yun Hai fue una tormenta aterradora. Contenía un Qi monstruoso. Nubes negras estaban en el cielo que estaban llenas de Qi bestial. Tenía enormes alas que podrían crear huracanes.

Muchas bestias en la Montaña del Viento Negro alzaban la cabeza para mirar ese Qi. El roc no era una bestia de nivel Xuan, era una bestia de nivel Tian.

“Hay un ser humano …” en ese momento, las bestias también se dieron cuenta de que había un ser humano en el roc. Ese humano parecía no haber sido endurecido por los fuertes vientos creados por el roc.

Esa persona era Lin Feng. En ese momento, él estaba mirando hacia Yun Hai, el lugar donde todo comenzó.

“¿Eh?” Lin Feng frunció el ceño. Qué calor, había un Qi abrasador saliendo de Yun Hai.

Sin embargo, Lin Feng tenía un kilómetro de altura en el aire, por lo que no debería sentir nada de eso.

“¿Qué está pasando?” Pensó Lin Feng. Frunció el ceño, pero se relajó de nuevo. Quería ir primero a la Montaña del Viento Negro para ver a Meng Qing. Después de eso, regresaría para ver qué estaba pasando.

Lin Feng no podía reconocer dónde vivía Meng Qing, pero el roc sí. Es por eso que Lin Feng decidió montar su roc allí.

El Qi del roc era aterrador por lo que las pequeñas bestias de la Montaña del Viento Negro estaban agachadas y gateando para evitarlo.

Lin Feng mantuvo la calma cuando finalmente llegó a la Montaña del Viento Negro. Se preguntaba dónde estaba esa mujer de mediana edad, ¿estaba Meng Qing con ella? Cuando tomó a Meng Qing, le dijo a Lin Feng que solo después de abrirse paso hacia el reino Tian Qi, podría ir a buscarla.

Había grandes campos de hierba, bosques y bestias en la línea de visión de Lin Feng. Solo ahora se daba cuenta de lo grande que era la Montaña del Viento Negro. Había menos bestias en las profundidades de la Montaña del Viento Negro, pero eran más poderosas que las bestias con las que se había encontrado hasta entonces. Había fuertes bestias de nivel Xuan que poseían sus propios territorios. Las bestias más fuertes tenían territorios más amplios y no era tan fácil robarles un territorio.

Las mareas bestiales que Lin Feng había experimentado en el pasado como un discípulo de la Secta Yun Hai en realidad no eran nada. Esas mareas realmente sucedieron porque las bestias de nivel Xuan asustaban a las pequeñas bestias. Si las poderosas bestias de la Montaña del Viento Negro hubieran salido en esa época, una pequeña secta como la Secta Yun Hai no hubiera podido competir con ellos.

Finalmente, después de mucho tiempo, las cosas comenzaron a sentirse frías. Lin Feng miró en frente de él y vio un territorio cubierto de nieve. Lin Feng aún no había llegado, pero podía sentir lo frío que estaba. Esa frialdad no era la misma que en otros lugares, ese tipo de frialdad era bestial y podía congelar los huesos.

“Bzzzzz”. El roc del nivel Tian llegó frente a esa vasta área nevada. Esta era un área prohibida en la Montaña del Viento Negro, un territorio reservado a las bestias de alto rango. Había aterradoras bestias de nivel Tian allí. Si la Maestra Madre estuviera dispuesta, podría llevar a las bestias Tian al territorio prohibido o podría expulsarlas.

A lo lejos, un buey miró al roc con sus grandes ojos y pareció sorprendido. Había un humano montando un roc y estaba entrando al territorio prohibido …

La última vez, el buey había visto una energía aterradora dentro del área prohibida cuando no pudo evitar la curiosidad. Quería ver bestias de nivel Tian.

Lin Feng aterrizó en el suelo y pisó el hielo, el frío invadió sus piernas inmediatamente. Había Qi bestial en la nieve, tenía algo del Qi bestial de Meng Qing.

Lin Feng caminó lentamente hacia el centro de esa inmensidad blanca y el roc seguía a Lin Feng. Aunque dejaron huellas detrás de ellos, esas huellas desaparecieron rápidamente porque estaba nevando mucho.

Después de caminar durante un largo tiempo, Lin Feng llegó frente a un gigantesco campo cubierto de nieve. Parecía que una bestia increíble estaba acurrucada allí. Si se levantara, sería tan alto y distante como un palacio o una montaña.

“Zorro de la nieve!” Lin Feng miró a esa bestia gigantesca, tenía una cola blanca y parecía estar en simbiosis con la nieve. Sintió a Lin Feng y abrió los ojos. El corazón de Lin Feng comenzó a latir más rápido …

“Es ella.” Lin Feng reconoció a la mujer de mediana edad.

“¡Ay!”

En ese momento, apareció una pequeña silueta blanca, miró a Lin Feng con lágrimas en las esquinas de sus ojos. Corrió hacia Lin Feng lo más rápido que pudo.

“¡Meng Qing!”

Lin Feng corrió hacia ella usando su técnica de agilidad Xiao Ya.

“Bzzzzz.” El suelo se sacudió cuando el gigantesco zorro de nieve se convirtió en una mujer de mediana edad que vestía una túnica blanca. Ella parecía una reina.

Lin Feng siguió corriendo hacia Meng Qing y Meng Qing siguió corriendo hacia él. Sin embargo, parecía que la distancia entre ellos no estaba cambiando.

“¿Qué está pasando?” Pensó Lin Feng. Él dejó de correr pero Meng Qing no lo hizo, incluso entonces ella no se estaba acercando.

Un camino apareció cuando la dama le estrechó la mano, los árboles se alineaban a los lados de ese camino.

No solo Meng Qing y Lin Feng no se estaban acercando, sino que la distancia entre ellos aumentaba.

Tan cerca pero a mundos separados, ese era el sentimiento de Lin Feng y era una sensación horrible.

Madre Maestra los estaba separando.

“Dijiste que podía regresar después de romper con el reino Tian Qi y lo hice.” Dijo Lin Feng mientras miraba a la hermosa madre. Sabía que la mujer era demasiado fuerte para él, si no estaba de acuerdo, no podría ver a Meng Qing.

“Solo dije, después de romper con el reino Tian Qi que puedes venir a buscarme. Eso es todo.” Dijo la mujer de mediana edad, que parecía orgullosa. A pesar de que Lin Feng había roto al reino Tian Qi, la mujer no se veía orgullosa de él ni nada por el estilo.

Si no hubiera sido por Ling Long, lo habría matado hace mucho tiempo. Xue Ling Long entendió perfectamente lo que significaba. La sangre de Ling Long era pura, tenía la sangre de una reina.

“¿Qué debo hacer?” Preguntó Lin Feng.

“Desde aquí es un camino nevado, si quieres llevar a Ling Long contigo, debes caminar hasta el final de ese camino.” Dijo la mujer de mediana edad. Luego volvió a estrechar su mano y Lin Feng perdió todos los sonidos del mundo, como si estuviera en otro mundo, un mundo hecho de nieve.

La mujer de mediana edad y Meng Qing estaban al final de ese camino y él podía verlas claramente …

Advertisements

One thought on “PMG: Capítulo 877 – Así que cierran los mundos aparte

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s