PMG: Capítulo 891 – Séptimo Reino Tian Qi

Editado y traducido por Gasaraki

Patrocinado por: $    Carlos Daniel Osorno Rivera $

______________________________________________________

Capítulo 891 – Séptimo Reino Tian Qi

Un golpe de espada, una muerte. Lin Feng masacró dos cultivadores del tercer reino Tian Qi y su velocidad fue asombrosa.

La gente de Shen Gong parecía asombrada y humillada. Dos más de su gente habían muerto. Aunque solo pertenecían al tercer reino Tian Qi, su nivel aún era más alto que el de Lin Feng.

“Los cultivadores de Shen Gong son malos.” Con algo más de tiempo, podría matar a todos como perros sin valor.” Dijo Lin Feng mientras señalaba a la gente de Shen Gong. “Algún día, cuando llegue a las nubes, iré a su territorio y los aniquilaré.”

“Pfewww …”

La multitud suspiró, qué valiente. Decir que iría y destruir a Shen Gong fue extremadamente audaz.

La expresión de Xi Jue Tian cambió drásticamente. ¡Para Shen Gong, Lin Feng tuvo que morir!

“Desafortunadamente, nunca llegarás a las nubes.” Hubo un instinto asesino en los ojos de Xi Jue Tian. Ya no quería reclutar a Lin Feng, quería paralizar su cultivación. Quería ver a Lin Feng en el suelo, incapaz de pararse una vez más.

“No eres el único que puede decidir si alcanzaré las nubes o no, maté cultivadores del tercer reino de Tian Qi, incluso puedes enviar cultivadores del cuarto reino de Tian Qi para luchar contra mí. Ustedes pueden venir todos a la vez, aún mataré a cada uno de ustedes.” Lin Feng señalaba a dos cultivadores del cuarto reino de Tian Qi de una manera arrogante. Esos cultivadores del reino de Tian Qi encontraron difícil mantener la calma.

“¡Boom!”

Las energías rodaban por el cielo. Un anciano con cejas blancas, lanzó algunas energías hacia Lin Feng. Sus cejas se asemejaban a espadas y él mismo parecía una espada, queriendo matar a Lin Feng.

“Bien, si el señor Bai se involucra, Lin Feng está condenado.” La gente de Shen Gong pareció relajarse. El señor Bai era viejo pero muy talentoso. Su nivel no era alto, pero él entendía las espadas muy bien. Había llegado al cuarto reino de Tian Qi y poseía la intención de espada de nivel seis. Su nivel de cultivo era más alto que el de Lin Feng, pero Lin Feng ya podía usar la intención de espada de nivel siete.

Lin Feng permaneció inmóvil en el cielo, tenía una sonrisa fría en la esquina de su boca.

“¡Niño pequeño, vas a morir ahora!” Dijo el señor Bai. En un abrir y cerrar de ojos, la energía de la espada apareció alrededor de la yema del dedo del señor Bai hacia Lin Feng.

Cuando el señor Bai se acercaba a Lin Feng, apareció una fuerza de sellamiento demoníaco. Lin Feng sonrió al anciano cuando apareció una gigantesca piedra sobre su mano.

“¡Boom!” Cuando los dedos del Señor Bai tocaron el gigantesco trozo de piedra, se le rompieron los huesos y lanzó un horrible chillido.

“¡No te involucres en un combate cuerpo a cuerpo!” Dijo alguien detrás de él. Un sonido extremadamente fuerte siguió cuando la piedra se estrelló implacablemente contra el cuerpo del anciano.

“¡Boom!” Una energía aterradora rodó en el aire hacia Lin Feng. Otro cultivador del cuarto reino de Xuan Qi atacó a Lin Feng. Lin Feng extendió su mano que sostenía la gigantesca pieza de piedra para tratar con ese cultivador. Al mismo tiempo, usó su otra mano para atacar al anciano. Esta vez, un sonido sutil se extendió en el aire, como si una aguja atravesara el pecho del anciano. Sin embargo, ese sonido fue enmascarado por los sonidos de la piedra atacando al otro cultivador.

“Ya eres viejo, así que no te mataré.” Dijo Lin Feng, enviando al anciano a volar.

La piedra volvió a las manos de Lin Feng y alguien frente a él gritó: “¡Qué arrogante niño! ¡Te atreviste a usar objetos preciosos! ”

“¿Arrogante? Él es tres niveles más fuerte que yo, ¿por qué no usaría objetos preciosos? ¿Qué debería decir sobre un grupo de personas de Shen Gong que vienen a atacarme? Son tan cobardes y débiles.” Gritó Lin Feng.

“¡Mano invisible de destrucción!” Gritó furiosamente esa persona. Con un flash, una mano gigantesca apareció y voló por el aire.

Lin Feng usó su piedra como olas masivas de energía rodando en el aire y se estrelló contra esa mano aterradora. Todo desapareció al instante.

“Una piedra de sello demoníaco, qué tesoro sorprendente.”

“Ve y captúralo.” Las mangas largas de Xi Jue Tian revoloteaban en el viento. Ya no le importaba el honor de Shen Gong, solo quería capturar a Lin Feng.

“Muere.” Dijo Lin Feng fríamente. Las siete águilas de nieve lanzaron una aterradora cantidad de Qi bestial.

Las manos de Lin Feng se movieron y liberó a sus bestias de nivel Tian de su torre de animales. Nubes de Qi bestial rodaban en el aire.

La gente en el suelo temblaba. Qué cantidad tan terrorífica de Qi bestial. Todas esas bestias eran bestias de nivel Tian.

“¡Roar!”

Lin Feng usó su piedra de sello demoníaco para empujar al cultivador del cuarto reino de Xuan Qi frente al oso. El oso rugió y aplastó al cultivador con facilidad. Que feroz El cultivador de nivel Tian fue aplastado vivo.

Shen Gong del Oeste tenía una docena de cultivadores del reino de Tian Qi y Lin Feng tenía una docena de bestias de nivel Tian. Su batalla hizo temblar la tierra y el cielo, la atmósfera parecía que se estaba rompiendo, y las energías aterradoras estaban rodando.

Una mano dorada apareció frente a Lin Feng y contenía lo suficiente como para aplastar a Lin Feng con facilidad.

Lin Feng miró a su oponente. La persona con esa mano dorada era una cultivadora del Séptima Reino Tian Qi. A pesar de que Lin Feng tenía muchas maneras de matar a sus oponentes, no fue capaz de manejar cultivadores tan poderosos.

La fuerza del sellado demoníaco surgió de la piedra del sello demoníaco, el carácter del “sello” parpadeaba.

“Boom boom boom!” La mano se estrelló contra la piedra. La mano de Lin Feng estaba entumecida, parecía que la piedra sola no era suficiente para bloquear el ataque. Lin Feng fue impulsado hacia atrás. Como se esperaba, Lin Feng no pudo luchar contra cultivadores de alto nivel.

“Deberías simplemente rendirte”. ¿Realmente pensaste que porque mataste a unas pocas personas, pudiste ganar? “Dijo ese cultivador. Sus largas mangas revoloteaban en el viento mientras saltaba hacia adelante y atacaba a Lin Feng nuevamente.

“¡Hmph!”

Lin Feng gimió y utilizó su piedra de nuevo. Al mismo tiempo, una campana de oro apareció frente a sus cejas y disparó hacia su oponente.

“Ataque de conciencia divina.” El cultivador con manos doradas estaba bastante sorprendido. El cultivo de Lin Feng fue impresionante. No solo había logrado llegar al primer reino de Tian Qi, sino que ya podía usar el ataque de conciencia divina.

Estás a punto de provocar tu propia destrucción.” Dijo el cultivador de manos doradas. Él atacó la piedra de nuevo. Al mismo tiempo, apareció una espada dorada de conciencia divina.

Sin embargo, el cultivador de manos doradas miró a Lin Feng y vio que estaba sonriendo de forma bestial, por lo que retiró su conciencia.

Casi al mismo tiempo, el cultivador de manos dorado se dio vuelta y vio una espada que se escabullía detrás de él.

“¡Intenta y atrévete!” El cultivador de manos dorado lanzó una increíble cantidad de Qi y lanzó un ataque de mano. Una luz dorada apareció entre sus cejas y se ahogó en su piel entre sus cejas. Estaba temblando, quería ignorar la conciencia de Lin Feng, pero ya era demasiado tarde. Esa conciencia divina era extremadamente peligrosa.

La espada de la conciencia divina fue recordada, pero Lin Feng corría hacia él ahora. La espada de Lin Feng repentinamente se estrelló entre sus cejas y lo aplastó violentamente.

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s