PMG: Capítulo 942 – Hechizo de Despliegue Terrifiante

Editado y traducido por Gasaraki

_____________________________________________________________________

Capítulo 942 – Hechizo de Despliegue Terrifiante

“Cállate, Tian Shu Zi. ¿Has olvidado el estado social de Lin Feng? Si vuelves a humillar a Tian Xuan, no culpes por ser despiadado.” Dijo fríamente el cultivador Zun de nieve. Ya no estaba ocultando su nivel de cultivación, por lo que Tian Shu Zi estaba realmente asustado.

El cultivador Zun de nieve había ido a Shen Gong y había matado a los cultivadores Zun. La gente en Tian Chi había escuchado las noticias. Se sorprendieron al saber que él era tan fuerte, incluso si aún no lo conocían del todo. Solo el señor Tian Ji sabía exactamente lo fuerte que era el señor Bai.

“No pienses que te temo.” Dijo Tian Shu Zi. El cultivador Zun de nieve lo estaba amenazando.

“Nunca dije que me temes, pero si continúas humillando a Tian Xuan, significa que estás humillando a Tian Chi, lo que me permitiría atacarte.” Dijo indiferentemente el cultivador Zun de nieve. Tian Shu Zi hizo una mueca y le dijo a la multitud: “Hermanos, ¿cuáles son sus opiniones?”

“Hmph, hmph.” Todos mantuvieron los ojos cerrados como si no lo hubieran visto. Estaba furioso, pero a todos les gustaba Lin Feng. Todos practicaban la cultivación en este momento para proteger a Lin Feng.

“A partir de ahora, deja de hablar de esa manera. Tenemos que proteger a nuestros discípulos porque todos somos una sola familia.” Dijo con enojo el Sr. Tian Ji. Luego, cerró los ojos nuevamente.

Lin Feng se inclinó ante el anciano y dijo: “Tian Chi estará a salvo.”

Luego, continuó hacia las profundidades de Tian Chi.

“¡Lin Feng!”

“¡Lin Feng!” En el suelo, la gente gritaba el nombre de Lin Feng. Lin Feng vio Tang You You y Jun Mo Xi y los demás. Habían atravesado el Reino de Tian Qi y Lin Feng estaba encantado de ver eso.

“Podemos tomar una copa más tarde.” Dijo Lin Feng sonriendo. Entonces, él continuó corriendo.

“Estamos esperando a los enemigos y él se esconderá adentro.” Dijo Tian Shu Zi, pero lo que realmente le molestaba era que todos lo ignoraban. Todos los ojos permanecieron cerrados. Estaban practicando tranquilamente la cultivación.

Un momento después, Lin Feng llegó a la cima de la montaña Tian Xuan. Lin Feng hizo que Qiong Qi saliera de la torre.

“Yan Di, solo puedo confiar en ti ahora.” Dijo en serio Lin Feng.

“¿Me necesitas para un hechizo otra vez? Maldito seas, quieres que esté agotado todo el tiempo.” Dijo Qiong Qi.

“Yan Di, te ayudé a obtener el fuego vacío, tienes que ayudarme.”

“¡Estás hablando de eso otra vez como si no te hubieras beneficiado!” Dijo Qiong Qi molesto.

“Bien, ya no hablaré de eso. En el futuro, te ayudaré aún más.” Dijo Lin Feng.

Qiong Qi lo miró y dijo: “De acuerdo, dame más cristales abstrusos. Necesito muchos de ellos hagan estos hechizos, créanme.”

“No te preocupes por los cristales abstrusos, no tenemos otra opción” Dijo Lin Feng mientras entregaba su anillo a Qiong Qi. Qiong Qi estaba sorprendido. ¿Cuántos cristales abstrusos tenía Lin Feng? Era bastante rico para un cultivador del reino de Tian Qi.

“Hmph, tienes suerte de que te esté ayudando. Voy a lanzar el hechizo y, al mismo tiempo, haré que este lugar se convierta en una zona de cultivo sagrado.” Dijo Qiong Qi con orgullo. Lin Feng se sintió aliviado y agradecido.

“Está bien, apúrate.” Dijo Lin Feng. Él estaba nervioso.

“No te preocupes, estoy aquí.” Dijo Qiong Qi de una manera despreciativa.

Aunque Qiong Qi estaba orgulloso, también hizo las cosas correctamente. Rápidamente comenzó a esconder cristales abstrusos y marcas de talla en todas partes con una velocidad extrema.

A pesar de que solo tenía la fuerza del reino de Tian Qi, podía usar fácilmente la fuerza de la Tierra y el cielo. Si lograra volverse tan fuerte como solía ser como un emperador, podría lanzar hechizos de despliegue gigantescos sin tener que dibujar marcas poco a poco.

Desde que rompió con el reino de Tian Qi, ya era mucho, mucho más rápido que antes.

Corrió alrededor de Tian Xuan dibujando marcas furiosamente. Lin Feng estaba en la cima de la montaña sintiendo las energías ocultas. Era casi como si los cristales abstrusos se hubieran vuelto invisibles.

“De acuerdo, vayamos a otro lado.” Dijo Qiong Qi. Lin Feng asintió y llevó a Qiong Qi al lugar sagrado de Tian Chi, Tian Ji.

En ese momento, toda la gente de Tian Chi había llegado a la entrada de Tian Chi. Después de todo, la gente venía a luchar contra ellos.

Qiong Qi estaba haciendo las cosas realmente rápido. Él estaba sembrando cristales abstrusos en todas partes y al mismo tiempo dibujando marcas misteriosas. La montaña Tian Ji estaba llena de un poder explosivo.

El siguiente sería Tian Quan y luego el último sería Tian Shu.

“Esas siete montañas funcionan muy bien con el hechizo. Tian Shu no es un mal lugar. Es una lástima que quieras que mueras.” Dijo Qiong Qi mientras dibujaba las marcas en Tian Shu.

Lin Feng no respondió. Tian Shu Zi lo odiaba. Siguió diciendo que quería que Lin Feng fuera expulsado y que Tian Chi debería haberse llevado sus tesoros. Si Tian Chi hubiera robado los tesoros de Lin Feng, estaría condenado. ¿Cómo podría Lin Feng permitir que Tian Shu Zi y Tian Shu en general se beneficien de la guerra?

“¿Ya terminaste?” Preguntó Lin Feng.

“No, todavía hay el último paso y es el más importante.” Dijo Qiong Qi de una manera solemne y seria.

“Date prisa, emperador.” Dijo Lin Feng.

“Por supuesto, esas marcas no son difíciles. Solo espere unos minutos.” Dijo Qiong Qi con orgullo. Qiong Qi se movió hacia el centro de las siete montañas.

Lin Feng no lo siguió. El último paso fue difícil, así que Lin Feng no quería molestarlo.

Qiong Qi tomó mucho tiempo para terminar. Lin Feng estaba extremadamente preocupado, pero justo cuando se sentía abrumado por la preocupación, sintió una increíble energía explosiva. Las marcas se unieron y de repente se llenaron de poder.

“Has logrado terminar.” Dijo Lin Feng sonriendo. Qiong Qi no estaba decepcionado.

En ese momento, la gente de Tian Chi que estaba en la periferia del imperio miró en esa dirección con asombro.

“Qué Qi fuerte, ¿qué está pasando?” Los líderes estaban estupefactos. Qué fuerza tan increíble.

¿Que esta pasando? Solo habían visto entrar a Lin Feng. ¿Era él quien había hecho eso?

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s