PMG: Capítulo 991 –  El Dragón Cantando y hablando

Editado y traducido por Gasaraki

_____________________________________________________________________

Capítulo 991 –  El Dragón Cantando y hablando

Los otros cultivadores fuertes comenzaron a romper el palacio. Querían irse por cualquier medio que pudieran, el corazón era demasiado peligroso.

“¡Vamos!” Dijo Lin Feng mientras comenzaba a correr. Él también quería irse, pero Qiong Qi gritó de repente, “¡Detente!”

Lin Feng se detuvo y miró a Qiong Qi, perplejo.

“No nos iremos. ¡Puedes usar tus piedras de sello demoníaco para oprimir la habitación! “Dijo Qiong Qi molesto. ¿No se inundaría el palacio y los cultivadores se ahogarían?

“¿Eh?” Lin Feng estaba sorprendido. Sonidos fuertes mantienen voladuras en el palacio. Las estatuas y los esqueletos temblaban y se rompían, y ya casi estaban sumergidos. La habitación iba a colapsar.

¿Qué Qiong Qi tiene la intención de hacer?

“¿No nos vamos a ir?” Preguntó Lin Feng. “No nos iremos. Date prisa y sella la habitación. Si nos vamos, no obtendremos el corazón. Esos idiotas no entienden cómo funciona el corazón del dragón.” Dijo Qiong Qi. Lin Feng estaba sin palabras. Qiong Qi despreciaba demasiado a esa gente.

“Interesante.” Dijo Lin Feng, pero ya no dudó. Sacó una piedra de sello demoníaco y la usó en las paredes de la habitación.

El agua se detuvo y luego continuó. Lin Feng miró a Qiong Qi y preguntó: “¿Qué está pasando?”

“El dragón dejó su corazón allí a propósito para llamar la atención de esos idiotas.” Dijo Qiong Qi caminando hacia el corazón. Qiong Qi miró las garras del dragón.

“Si el dragón tiene algo realmente importante, está en sus garras debajo de su vientre en el que está mintiendo.” Dijo Qiong Qi. Sus ojos brillaban.

“¿Quieres decir que hay algo en sus garras?” Lin Feng estaba mirando a Qiong Qi.

“Veamos si podemos mover el cadáver.” Dijo Qiong Qi.

Lin Feng lanzó Qi espada.

“¡Rompe!” Gritó furiosamente. La mano de Lin Feng se convirtió en una espada que usó para cortar el esqueleto. Los sonidos metálicos resonaron cuando se cortó el brazo del dragón, pero las garras todavía estaban firmemente clavadas en el suelo.

“Su cuerpo se descompuso del Qi desolado, a pesar de que solía ser más resistente. Es solo porque estaba debilitado por el Qi que puedes cortarlo, de lo contrario no hubieras tenido un momento tan fácil ” Dijo Qiong Qi. Lin Feng estaba tratando de mover la garra, pero estaba firmemente atascada. Realmente parecía que estaba protegiendo algo.

“No es tan sólido, romperlo.” Dijo Qiong Qi. Lin Feng asintió. Su mano se convirtió en una espada de nuevo. Ahora estaba tratando de cortar la garra, lo cual estaba teniendo éxito, poco a poco.

No había nada en el suelo, solo la huella del dragón. Lin Feng frunció el ceño y miró a Qiong Qi.

Qiong Qi se acercó e inspeccionó la huella intensamente. Luego, comenzó a tallar cosas en el suelo. Él dibujaba un dragón.

Lin Feng se preguntaba qué estaba haciendo Qiong Qi. Aparecieron marcas misteriosas, marcas de dragón.

“Como era de esperar, hay una técnica de lenguaje de dragón escondida en el suelo” Dijo Qiong Qi. Sus ojos brillaban. Afortunadamente, Qiong Qi entendió esas cosas. Lin Feng nunca hubiera podido encontrarlos por su cuenta.

Lo que estaba escondido debajo del dragón era probablemente más precioso que su corazón. El corazón estaba allí solo para distraer a la gente.

“¿Podemos romperlo?”Preguntó Lin Feng.

“Si lo rompes, arruinarás todo lo que hizo el dragón” Dijo Qiong Qi de una manera despreciativa. Luego agregó, “Esas marcas conectan todo el palacio, necesito tiempo. Espero que esos idiotas no descubran lo que estoy haciendo, de lo contrario, todo el plan quedará arruinado.”

Al mismo tiempo, Qiong Qi estaba abriendo las marcas.

Lin Feng estaba muy nervioso. Tenía miedo de que los demás descubrieran lo que estaban haciendo.

Los otros solo estaban interesados ​​en el corazón en este momento, por lo que Lin Feng y Qiong Qi todavía tenían tiempo.

Qiong Qi estaba usando toda su fuerza para arrastrar las cosas al suelo con su velocidad más rápida. Más y más marcas estaban apareciendo. Parecía que algo estaba sellado debajo de ellos.

“Lo que está escondido debajo … El dragón hizo grandes esfuerzos para ocultar ese tesoro.” Los ojos de Lin Feng brillaron. Oleadas de energías seguían saliendo del corazón y haciendo temblar toda la habitación. Todavía fluía agua en la habitación. El dragón había usado varios métodos para evitar que la mayoría de la gente encontrara sus tesoros, ¿qué era lo que estaba ocultando con precisión?

“Boom boom boom!” El palacio se sacudió aún más violentamente cuando una luz magnífica y deslumbrante iluminó la atmósfera que contenía la fuerza bestial.

El dragón había usado varios métodos especiales y mortales para distraer a la gente. Había engañado a todos menos a Qiong Qi.

El palacio temblaba aún más violentamente. Cuando Qiong Qi descubrió las tallas, las luces se volvieron más intensas.

“Boom!” Toda la habitación comenzó a colapsar. La piedra del sello demoníaco no podía mantener la habitación junta por más tiempo.

“Roar …” Rugió el dragón, Lin Feng colapsó por la intensidad del sonido. La voz en realidad había venido del esqueleto.

“Kacha, kaboom!” El esqueleto comenzó a romperse y caer en cenizas.

“El esqueleto se está rompiendo”. El último sonido que emitió el dragón sonó como si no estuviera feliz en absoluto, como si no hubiera pensado que Qiong Qi descubriría su secreto.

“No tenemos mucho más tiempo, apúrate.” Dijo Lin Feng. El palacio del dragón se estaba cayendo a pedazos y la gente de fuera quería volver y ver.

“Bien” Dijo Qiong Qi. El suelo se estaba rompiendo siguiendo dos marcas en dos direcciones.

“Hay otra cueva debajo de ella …” comprendió Lin Feng. Con la habitación derrumbándose, pronto serían enterrados en esa habitación si se quedaran por más tiempo.

“Roar…”

Lin Feng comenzó a temblar violentamente.

“Cantos de dragón en el medio de la noche.”

La sangre de Lin Feng estaba hirviendo aún más intensamente que antes.

Ese fue un verdadero canto de dragón.

Una deslumbrante luz roja apareció. Esta vez, el canto del dragón no se detuvo.

La sangre de Lin Feng estaba hirviendo. Él no podía calmarse. Qué sensación de miedo.

Al mismo tiempo, siguió mirando la sala subterránea que estaba apareciendo frente a él.

“Chiquito, bajemos deprisa” gritó Qiong Qi. Agarró a Lin Feng y saltó a la habitación subterránea. La voz del dragón estaba deteniendo a los otros cultivadores en sus pistas.

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s