PMG: Capítulo 1015 – Gente increíble

Editado y traducido por Gasaraki

___________________________________________________________

 

Capítulo 1015 –  Gente increíble

Lin Feng viajó lejos con el bote antes de cambiar su cara otra vez. También retrajo su espíritu Alas plateadas.

De esa forma, el que había salvado a Qiu Yue Xin, secuestrado a Yang Zi Ye y robado el bote de Yang Zi Lan había desaparecido, y los únicos culpables sería el Clan Chou.

Lin Feng luego regresó al hotel. Quería ver a Qiu Yue Xin, ¿había vuelto al hotel?

Lin Feng dio a conocer su conciencia e inspeccionó los alrededores. Alguien estaba en la habitación de Qiu Yue Xin, probablemente había regresado.

Lin Feng sonrió y se puso la máscara que llevaba puesta. Luego, él abrió su habitación y vio a Qiu Yue Xin. Estaba sentada en su cama y parecía furiosa cuando vio a alguien abrir su puerta.

“¿Qué?” Cuando vio que había sido ella quien la había ayudado un momento antes, dejó de soltar sus energías y dijo: “Gracias por ayudarme, pero esta es mi habitación y entrar así es descortés.”

“Me gustas, quiero que tú y yo estemos muy cerca.” Dijo Lin Feng con una sonrisa indiferente. Qiu Yue Xin lo miró con frialdad y liberó sus energías una vez más.

“¡Sé respetuoso!” Gritó Qiu Yue Xin furiosamente. Esa persona realmente le faltó el respeto.

Lin Feng se rió y siguió caminando hacia ella.

“Si das un paso más, te mataré.” Dijo Qiu Yue Xin. Sin embargo, Lin Feng se rió y siguió caminando hacia ella.

“¡Eres un pervertido!” Dijo Qiu Yue Xin poniéndose de pie. Luego golpeó el aire en la dirección de Lin Feng. Lin Feng liberó la fuerza y ​​golpeó también.

“Boom boom!” Un sonido crepitante se extendió en el aire.

“¡Sello!” Gritó Lin Feng.

“¡Resistencia de sellado!” Qiu Yue Xin se detuvo brevemente. Ella había visto ese ataque antes.

La fuerza del sellado la rodeaba y apenas podía moverse.

Lin Feng se acercó y abrazó a Qiu Yue Xin. Ella lo miró fijamente.

“Me gustaste por tanto tiempo y ya te has olvidado de mí.” Dijo Lin Feng con una sonrisa irónica en el rostro. Qiu Yue Xin no podía creerlo. ¿Fue Lin Feng?

Lin Feng no estaba … muerto?

Lin Feng se quitó la máscara y sonrió, “¿No me reconoces?”

Qiu Yue Xin estaba estupefacto}a. Tenía los ojos enrojecidos, todavía tenía un Qi frío a su alrededor.

“¡Bastardo!”

Sus energías heladas rodeaban a Lin Feng.

“Eh …” Lin Feng se quedó sin palabras. No es necesario ser tan agresivo, pensó.

“Como crees que soy un bastardo, me voy.” Dijo Lin Feng sonriendo maliciosamente. Qiu Yue Xin se preguntaba qué estaría pensando.

Lin Feng bajó lentamente la cabeza, ese bastardo. Ella quería gritar, pero Lin Feng la besó. Ella solo lo miró, estaba asombrada.

“¡Slash!” Un sonido se extendió en el aire. Qiu Yue Xin reaccionó, pero Lin Feng estaba preparado y se alejó, “¡eres descarado!”

Lin Feng salió de la habitación y ella lo persiguió. Sin embargo, ella no estaba enojada, profundamente en sus ojos, se podía ver que estaba aliviada. El estaba vivo. Tenía que darle una lección por no decirle que estaba vivo antes.

…………

Más tarde esa noche, todo se sintió como un sueño. Muchas personas habían practicado la cultivación solo por este momento. Habían estado esperando ese día por tanto tiempo.

Fue en este día que el proceso de reclutamiento del Emperador Shi y del Emperador Yu iba a comenzar.

Muchos cultivadores fuertes se habían reunido, tanto los cultivadores Zun como los cultivadores de nivel Tian.

Para muchas personas, especialmente los cultivadores de nivel Tian, ​​convertirse en un discípulo de cultivación imperial era un sueño, un estatus social, un símbolo que demostraba que su futuro iba a ser brillante. La gente los respetaría. Esa fue también una oportunidad para fortalecerse más rápido.

Para los cultivadores Zun, era difícil ser más fuerte. Cada nivel de cultivo era más duro que el último para atravesar. Una nivel de cultivo, a nivel de cultivadores Zun, era como uno del noveno en el reino Tian Qi. Fue aún más difícil para los cultivadores Zun de alto nivel. Entonces los emperadores ayudan en este camino.

Convertirse en un discípulo de cultivación imperial fue muy difícil y las oportunidades fueron muy raras. A veces, la gente tuvo que esperar cien años antes de ver tales oportunidades. Por lo tanto, no podían dejarlo escapar.

Lin Feng caminó junto a Qiu Yue Xin por el tramo de escaleras, pero se quedó sin palabras.

“Mucha gente, ¿cómo elegirían discípulos de cultivación imperial entre tanta gente?” Dijo Lin Feng sonriendo irónicamente. Había tanta gente que era imposible contarlos a todos. Era imposible incluso determinar el área cubierta por todas esas personas. Hubo muchos genios, pero ¿quién podría superar el desafío de los últimos 81 pasos? Algunos seguramente tendrían éxito. Dos grupos de nueve escaleras no podrían ser imposibles para algunos de ellos.

La gente no podía esperar para ver a los millones de genios subir esas escaleras.

“¡Será espectacular ver a todas esas personas subir escaleras!” Susurró Qiu Yue Xin sonriendo a Lin Feng.

“¿Yo se, verdad? Será increíble.” Lin Feng asintió.

Todos parecían solemnes y respetuosos. Todos parecían increíblemente motivados y decididos. Convertirse en un discípulo de cultivación imperial, tener un emperador como maestro, si lograron subir esas escaleras, tendrían un futuro increíble.

“Los emperadores controlan la provincia de Ba Huang. Solo las personas tan fuertes como ellos pueden dar sentimientos tan heroicos a las personas.” Sin embargo, Qiu Yue Xin. Aunque provenía de una familia rica y poderosa, entendía claramente que los emperadores pertenecían a mundos diferentes e incomparables. Esos emperadores, si están molestos, podrían destruir a un clan completo como el Clan Qiu o cualquier otro. Todos querían ser como ellos.

“Un día, me convertiré en un emperador. Y cuando ordene a mis discípulos que destruyan el Clan Yang, lo harán sin vacilación. ¡Nadie se atreverá a ofenderme más! “Dijo Lin Feng con determinación. Un día, se convertiría en un emperador.

“Si te conviertes en un emperador, ¿qué seré?” Dijo Qiu Yue Xin sonriendo.

“¡Cuando me convierta en un emperador, serás una emperatriz!” Dijo Lin Feng con una sonrisa resplandeciente. Qiu Yue Xin se preguntó qué significaba ser una emperatriz.

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s