PMG: Capítulo 1033 – ¿Te arrepientes?

Editado y traducido por Gasaraki

___________________________________________________________

Capítulo 1033 – ¿Te arrepientes?

“¿Quieres matarme?” Dijo Lin Feng luciendo como un demonio. Luego añadió con frialdad: “Ridículo, ¿puedes matarme?”

“Tu cuerpo demoníaco es poderoso, pero ¿tu cuerpo corporal es lo suficientemente fuerte? Si no tienes poderosas habilidades y fuerza para respaldarlos, ¿puedes vencerme? “Dijo Xuan Yuan con orgullo. Luego comenzó a correr hacia adelante otra vez. En un instante, llegó frente a Lin Feng y golpeó el aire en su dirección. Primero quiso ver cuán resistente era el cuerpo Heruka de Lin Feng. ¿Podría romper los huesos de Lin Feng con solo su fuerza imperial?

“¡Boom boom!” Un fuerte estallido en el aire así como también aterradoras energías. Lin Feng apenas podía respirar por un segundo. Esa no era la fuerza del primer reino de Tian Qi, que era mucho más fuerte. Incluso los cultivadores del tercer y cuarto reino de Tian Qi no pudieron resistir ese ataque.

Las energías demoníacas se elevaron en el aire. Lin Feng lentamente levantó sus manos y golpeó el puño de Xuan Yuan esta vez. Un sonido muy fuerte y estridente se extendió en el aire.

La expresión facial de Xuan Yuan fue muy seria. A pesar de que tenía un cuerpo corporal fuerte, la fuerza de Lin Feng del Heruka lo bloqueó. Eso fue impresionante por decir lo menos.

Xuan Yuan de repente liberó energías de su mano. Se levantó en el aire y miró a Lin Feng desde arriba.

“Te mostraré cómo es la verdadera fuerza.” Dijo fríamente Xuan Yuan. Comenzó a condensar más energías en su puño cuando una gigantesca mano imperial apareció arriba.

“Mano Asesina del Cielo. ¡Muere! “Gritó Xuan Yuan furiosamente. Esa mano aterradora y gigantesca era deslumbrante, parecía que podía aguantar solo el peso del cielo.

“Mano Demoníaca Gigante!” Gritó furiosamente Lin Feng. Una gigantesca mano de demonio apareció en el cielo.

“Tu mano no puede bloquear la mía.” Dijo Xuan Yuan arrojándose a Lin Feng.

“Boom boom!” Si la mano demoníaca fue destruida, Lin Feng estaría en una mala posición. El Qi demonio fue suficiente para sofocar a algunas personas.

“¡Habilidad demoníaca celestial, muere!”, Gritó Lin Feng, se levantó en el aire.

“Boom boom boom!” La mano imperial no fue suficiente para bloquear la mano demoníaca. Xuan Yuan tenía un cuerpo corporal fuerte, pero fue impulsado hacia atrás de todos modos.

Lin Feng corrió en el aire y se paró sobre Xuan Yuan. Lo miró fríamente. Sus ojos eran completamente negros. La multitud se estremeció cuando vieron los ojos de Lin Feng.

“Tomaste todas las iniciativas, pensaste que eras increíble, y pensaste que podrías matarme. Déjame decirte algo, no puedes matarme, pero puedo matarte! “Lin Feng anunció alto y claro.

¿Fue Lin Feng realmente tan aterrador? La gente recordó que Lin Feng había subido los nueve grupos de escaleras. Inicialmente, todos pensaron que era imposible, pero al final, Lin Feng lo hizo.

Ahora, todo el mundo pensaba que Lin Feng moriría fácilmente, pero habían estado batallando por quién sabe cuánto y Xuan Yuan ya no parecía tan atractivo.

“¡Furia Demoníaca, muere!” Gritó Lin Feng furiosamente. Las energías negras como el carbón rodaban en el aire. En un instante, una aterradora mano demoníaca se movió hacia Xuan Yuan emitiendo terribles sonidos demoníacos.

Xuan Yuan estaba petrificado. ¿Que esta pasando? Lin Feng no solo estaba condensando energías en su cuerpo demoníaco, también tenía habilidades increíbles. ¿Lin Feng había aprendido habilidades demoníacas especiales?

“No importa si tenemos el mismo nivel o no, soy el único que mata a los demás. Absolutamente no me matarás. ¡Muere! “Gritó Xuan Yuan furiosamente. Se levantó en el aire rápidamente y liberó su fuerza de sangre una vez más.

“Seré la excepción.” Dijo Lin Feng, que parecía aterrador con sus negras pupilas.

“Demonio loco, argh!” Gritó Lin Feng furiosamente. Su cuerpo demoníaco parecía extremadamente aterrador. Era como si la tierra y el cielo temblaran de miedo. Millones de demonios parecían mostrar sus colmillos y sus garras. Xuan Yuan tembló, realmente parecía asustado.

“¡Mil demonios, mil garras!” Dijo Lin Feng con voz demoníaca. Todas esas manos emitieron silbidos mientras se fundían. Luego, rodearon a Xuan Yuan.

Lin Feng parecía despiadado. Él siguió moviendo sus manos. Él parecía aterrador.

Lin Feng condensó algo de fuerza explosiva en sus manos y dijo: “¡Destrucción demoníaca, destruye!”

“¡Bzzz!” Xuan Yuan se sintió inmovilizado, como si su carne se estuviera corroyendo.

El ataque de Destrucción demoníaca de Lin Feng contenía energías corrosivas y actuaba también como una especie de jaula.

“Toma!” Xuan Yuan lanzó más energías. Sin embargo, Lin Feng parecía imperturbable. Él continuó condensando sus energías demoníacas.

“Destruye.” Dijo Lin Feng. Una fuerza explosiva se estrelló contra el cuerpo de Xuan Yuan otra vez.

“Destruye, destruye, destruye …” La voz de Lin Feng resonó en el campo de batalla, profunda y ronca. Lin Feng continuó condensando increíbles energías demoníacas y bombardeando a Xuan Yuan con ellos.

“Argh!” Xuan Yuan lanzó su espíritu.

Estaba atrapado en la jaula de Destrucción demoníaca de Lin Feng, no tenía más remedio que liberar su espíritu.

La multitud parecía incrédula. Xuan Yuan, quien tenía sangre imperial y un fuerte cuerpo corporal, necesitaba que su espíritu escapara de la constricción del demonio. Lin Feng tenía la ventaja ahora.

“¿Crees que tu espíritu aún puede ayudarte?” Dijo Lin Feng con voz profunda. Su voz era penetrantemente fría.

“¡Destrucción, muere!” Dijo Lin Feng. En un instante, su poder explosivo rodeó a Xuan Yuan.

“¡Slash, slash!” Sonidos terribles se extendieron en el aire mientras todos miraban a Xuan Yuan. El Qi demoníaco de Lin Feng parecía insondable.

“¡Argh!” Xuan Yuan miró al cielo. ¿Cómo? Su cuerpo estaba siendo corroído. ¿Iba a perder?

Sus ojos estaban rojos. Él no podía darse por vencido.

Sin embargo, Lin Feng lo miró inexpresivo.

“No pienses que porque tienes sangre imperial o más experiencia puedes matarme tan fácilmente. Si el Maestro Hou Qing Lin no hubiera dicho que ya estábamos calificados, estaría dispuesto a decir que está calificado para convertirse en un discípulo de cultivación imperial.” Dijo Lin Feng. Xuan Yuan frunció el ceño.

“¡Argh!” Gritó furioso y su cuerpo desapareció lentamente de la ilusión. Lin Feng había ganado!

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s