PMG: Capítulo 1042 – Batallas imperiales

Editado y traducido por Gasaraki

___________________________________________________________

Capítulo 1042 – Batallas imperiales

“El Qi Desolado es tan poderoso.” Pensó Lin Feng alzando la cabeza. Había algunas luces negras en su Qi desolado.

El joven con el espíritu sombra había traído a Lin Feng allí a propósito, pensando que podía atraer al Qi desolado y matar a Lin Feng, desafortunadamente, no había funcionado.

“Sabía que allí estaba el Qi desolado. Hay un agujero, así que me trajo aquí a propósito.” Susurró Lin Feng. Entonces, él decidió irse de ese lugar.

Muy rápidamente, Lin Feng llegó a otro lugar, muy lejos de ese Qi desolado. Se estaba preguntando dónde estaba Qiu Yue Xin. Tenía la fuerza del séptimo reino de Tian Qi, siempre y cuando no encontrara a nadie más fuerte que ella, estaría bien.

Lin Feng frunció el ceño. Tenía la impresión de que la situación se estaba volviendo peligrosa.

“¿Alguien me está persiguiendo?” Pensó Lin Feng. Ese lugar era muy peligroso. La suerte y la fuerza fueron los dos factores determinantes.

“Palacio de masacre, muéstrame quién quiere matarme.”

Lin Feng continuó avanzando. Matar era fácil ahora con todas las habilidades y técnicas que tenía.

Pero Lin Feng todavía se sentía incómodo, como si alguien lo estuviera siguiendo. Él lanzó su conciencia divina, pero no notó nada en particular. Pronto se encontró con algunas personas extremadamente fuertes que estaban ocultando su Qi.

Lin Feng se detuvo y dijo: “Deja de esconderte y sal fuera.”

Su voz resonó a lo lejos, pero nadie respondió. La atmósfera estaba inquietantemente silenciosa.

“Drip, drip …” finalmente, un sonido llegó a los oídos de Lin Feng. El viento rozó su ropa y estaba helada.

“¡Como se esperaba, hay alguien!” La expresión facial de Lin Feng se volvió seria. Permaneció inmóvil mientras los copos de nieve comenzaron a flotar a su alrededor.

“¡Drip, Drip, Drip!” Los sonidos se intensificaron y parecían venir de todos a su alrededor. Lin Feng comenzó a sentirse realmente frío.

Las energías se volvieron aún más intensas cuando la batalla estaba por comenzar.

“¡Boom!”, Un aterrador Qi rodeó a Lin Feng. Las sombras aparecieron por todas partes.

“¡Bang!” Lin Feng golpeó el aire, destruyendo las sombras.

“Técnica de ilusión.” Esas sombras no eran personas reales, eran ilusiones.

Lin Feng lanzó su espíritu. Sus pupilas se volvieron negras y pudo ver claramente a su alrededor. Se veía bastante frío e inexpresivo.

Más sombras lo atacaron, pero a Lin Feng no le importaban. Eran solo ilusiones después de todo.

Sus ojos estaban cerrados, pero todo parecía muy claro en su cerebro. Parecía que nada podía escapar a su conciencia.

“¡Slash!” Un sonido sutil se extendió en el aire. Las ilusiones de repente parecían más reales.

“¡Boom!” Lin Feng abrió los ojos y miró a su alrededor. Él vio la cara de alguien.

“¡Muere!” Gritó Lin Feng furiosamente. Las luces rojas aparecieron en la oscuridad. También lanzó una cantidad explosiva de Qi espada. Sonidos fuertes se extendieron por todas partes mientras las ilusiones desaparecían, destruidas por la espada de sangre de Lin Feng. El enemigo estaba tratando de escapar ahora.

“¿A dónde vas?” Dijo Lin Feng, divertido. Persiguió al cultivador con las ilusiones. Era un cultivador de sombras de nuevo. Fue difícil verlos, ¡qué molesto!

“¡Muere!” Gritó Lin Feng furiosamente. Usó su fusión de espada humana y se convirtió en una espada.

“Boom boom!” Apareció una mano que contenía energías terriblemente agudas y se movió hacia Lin Feng a una velocidad increíble.

“¿Qué está pasando?” Pensó Lin Feng. Todavía estaba usando su fusión de espada humana cuando se dio la vuelta y se movió hacia arriba. Él ahora comenzó a usar su fuerza de sangre.

“¡Slash, slash!” Las luces aparecieron frente a él. El enemigo lo estaba atacando de nuevo.

“¡Argh!” Lin Feng estaba furioso. Él comenzó a correr hacia esas luces. Lin Feng sabía perfectamente lo que estaba pasando, ¡no había una sola persona atacándolo esta vez!

“¡Morir!”

Una mano dorada apareció detrás de Lin Feng y lo golpeó, sentía como si sus órganos estuvieran a punto de explotar.

“¡Tres personas!”

Tres personas lo estaban buscando.

“¡Cuerpo de Buddha-Demonio!” Gritó furiosamente Lin Feng. Él no usó su Técnica de ilusión bestial de espacio vacío, sino que se convirtió en un Demonio de Buda. Deslumbrantes luces doradas y pálidas luces oscuras centelleaban alrededor de su cuerpo.

“¡Mil puñetazos de Buda, diez mil puños demoníacos!” Gritó Lin Feng furiosamente. Millones de manos aparecieron a su alrededor, tanto Buda como demoníacas. Se movieron en todas direcciones a su alrededor.

“Boom boom boom!” Las energías rodaban en el aire. Dos siluetas se movieron hacia atrás y se ocultaron en la oscuridad otra vez. Era como si nunca hubieran aparecido.

Lin Feng miró alrededor. Estaba furioso. Sorprendentemente, varias personas lo atacaron a la vez.

“Parece que algunas personas unen sus manos aquí también.” Pensó Lin Feng. Acababa de encontrarse con un escuadrón asesino.

“¿Quién eres?” Preguntó fríamente Lin Feng.

La atmósfera estuvo en calma por unos segundos y luego una voz hizo eco a Lin Feng, “¡Cazadores de la oscuridad!”

“¡Cazadores de la oscuridad!” Repitió Lin Feng. Luego dijo fríamente: “¡Ya maté a un cazador de la oscuridad!”

“¡Todos somos Cazadores de la oscuridad!” Dijo alguien más. Voces vinieron de todas partes. Los Cazadores de la oscuridad consistían en un grupo de personas …

“¡Drip, Drip!” Llegó más gente. Todos se escondían en la oscuridad, por lo que Lin Feng no podía verlos.

En la distancia, había alguien parado orgullosamente en un árbol gigantesco. Esa persona parecía un señor supremo.

Nadie se atrevió a atacarlo.

Fue Xuan Yuan.

“Los Cazadores de la oscuridad te van a matar y no necesito hacer nada para detenerlos.” Pensó Xuan Yuan. Sus ojos estaban llenos de asesinato. Ya conocía ese lugar porque era la segunda vez que visitaba allí.

Él también conocía a los Cazadores de la oscuridad.

En la provincia de Ba Huang, había alguien llamado el Cazador Imperial que tenía técnicas de caza aterradoras. Nadie se atrevió a ofenderlo. Sus discípulos eran todos de la misma clase: ¡asesinos!

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s