PMG: Capítulo 1047 – Barra de Gigantesca Destrucción

Editado y traducido por Gasaraki

___________________________________________________________

Capítulo 1047 – Barra de Gigantesca Destrucción

“Qué Qi espada tan fuerte” Pensó Lin Feng mirando al cultivador que acababa de llegar. Incluso sin liberar ningún Qi, la gente podía sentir claramente su intención de espada como si ese tipo fuera una espada.

“Lin Feng, ese tipo es un increíble cultivador de espadas. Él es el descendiente del emperador Wu Tian Jian. Su nombre es Jian Wu Bei. Cuando te dije que hay alguien aquí que es extremadamente fuerte, y mucho, mucho más fuerte que Xuan Yuan, estaba hablando de él.” Dijo Yuan Fei. Algunas personas se sorprendieron cuando escucharon eso, algunos otros, que ya lo conocían, no lo fueron.

El descendiente del emperador Wu Tian Jian. Todos sabían de él en la provincia de Ba Huang cuando. Entonces, él había desaparecido de la provincia de Ba Huang. Algunas personas dijeron que estaba muerto. Sin embargo, muchos otros estaban convencidos de que se había ido a otra parte para fortalecerse aún más.

“¡Emperador Wu Tian Jian!” Pensó Lin Feng. En el palacio del Emperador de Jade, había visto la estatua del emperador Wu Tian Jian en la habitación con las estatuas de emperadores admirados por el Emperador de Jade. No es de extrañar que Jian Wu Bei oliera como una espada desde tan lejos.

Los ojos de Qiu Yue Xin brillaron. Ella también estaba sorprendida. Sorprendentemente, Jian Wu Bei estaba allí.

Además, el tipo con Lin Feng había dicho el nombre de Jian Wu Bei en voz muy alta sin tener miedo. Probablemente también fue muy fuerte. ¿Cómo se había hecho amigo Lin Feng con un cultivador increíble y sorprendente del séptimo reino de Tian Qi en el subsuelo del mar Huang?

Jian Wu Bei caminó hacia la entrada de la cueva, sus ojos brillaban. Tenía tres espadas en su espalda, desenvainó una de ellas. Parecía que podía destruir todo solo desenvainando esa espada. Luces de espada cruzaban el cielo y un sendero apareció detrás de él. Se estrelló en la cueva y el Qi desolado se hizo aún más grueso y más rico, en la medida en que muchas personas tuvieron que retroceder.

“Boom boom boom!” El Qi desolado  se estaba haciendo aún más intenso. Jian Wu Bei lanzó más energías de espada y una miríada de piedras convertidas en cenizas. Jian Wu Bei también quería encontrar tesoros.

“¡Kaboom!” Un sonido se extendió en el aire cuando otra piedra explotó y apareció un cuerpo negro y sólido que no se rompería.

La multitud lo miró. Realmente había tesoros allí. Si algo estaba enterrado tan profundamente en su suelo, significaba que había estado allí durante al menos miles de años. El Qi desolado del Mar Huang podría destruir cualquier cosa, así que si algo no fue destruido por ese Qi, significaba que era algo bueno.

“Bzzz!” Jian Wu Bei agarró la cosa negra y de repente, un palo de madera cayó desde el cielo aplastando todo en su camino hacia abajo.

“¿Cómo te atreves a tomar mis cosas?” Gritó Yuan Fei furiosamente. Lin Feng y él habían encontrado esa cueva. No quería que otras personas robaran sus tesoros, incluido Jian Wu Bei.

El objeto negro se fue volando. Yuan Fei saltó hacia él con reflejos increíbles.

“¡Hmph!” Jian Wu Bei gimió fríamente. Deslumbrantes luces de espada cruzaban el cielo de nuevo cuando la cortaron. Algunas personas incluso fueron lastimadas por las energías y fueron arrojadas lejos, sangrando.

“¡Muere!” Gritó Jian Wu Bei furiosamente. Lanzó energías en el camino de Yuan Fei, tratando de detenerlo.

Alguien la gente comenzó a moverse hacia el artículo. Como Yuan Fei y Jian Wu Bei estaban peleando, tal vez tuvieron tiempo de robar el objeto.

“¡Prueba si te atreves!” Gritó Yuan Fei furiosamente. La atmósfera se distorsionó a medida que las ondas de sonido rodaban por todas partes. Algunas personas fueron inmediatamente tiradas. La sangre salpicó por todos lados.

Incluso aquellos que no fueron heridos todavía fueron propulsados ​​muy lejos. Algunas otras personas se detuvieron, no se atrevieron a acercarse más.

“¡Vete a la mierda! ¡Todos ustedes! “Gritó Yuan Fei furiosamente. Usó su bastón de montaña  aparecen en todas partes en el cielo. Entonces, esas montañas cayeron encima de ellos.

“Boom boom boom!” Muchas personas fueron aplastadas directamente por esas montañas. Los que todavía estaban vivos tenían miedo de morir.

“Barra de Gigantesca Destrucción… ¡Él es Yuan Fei!” Pensó Qiu Yue Xin. En Ba Huang, solo había una persona que usaba un palo de madera negro de apariencia ordinaria y era Yuan Fei.

Su Barra de Gigantesca Destrucción  contenía una cantidad infinita de fuerza. Era una habilidad increíble con un poder explosivo.

Lin Feng jadeaba de asombro. Yuan Fei era famoso, incluso Qiu Yue Xin lo conocía.

Mucha gente no se atrevió a acercarse, podrían morir si quedaran atrapados en el fuego cruzado.

“¡Lin Feng, tómalo!” Gritó Yuan Fei. Lin Feng asintió y corrió hacia el objeto.

“¡Inténtalo si te atreves!” Las energías de la espada se movieron hacia Lin Feng pero Yuan Fei las bloqueó. Nadie se atrevió a luchar contra Lin Feng ya que estaba con Yuan Fei. Lin Feng no tuvo ningún problema en tomarlo. Ese objeto no era grande, pero cuando Lin Feng lo tomó, de repente se vio agobiado por millones de kilos.

“Es un meteorito negro y es extremadamente sólido.” Se puede usar para hacer increíbles armas sagradas. Solo los cultivadores fuertes pueden usarlo. También puede contener hechizos increíbles.” Dijo Jian Wu Bei cuando vio a Lin Feng luchando con ello. Luego dijo fríamente: “Me ocuparé de Yuan Fei, ¡tomen el meteorito!”

Entonces, Jian Wu Bei desenfundó todas sus espadas y la atmósfera comenzó a silbar. Espadas Sombras aparecieron en todas partes.

“¡Espada silbante despiadada!”

La multitud se sorprendió de lo que se había convertido Jian Wu Bei. Él estaba usando una habilidad increíble. Yuan Fei y Jian Wu Bei desaparecieron en medio de todas esas luces de espada.

Lin Feng notó que la gente lo miraba con frialdad, y se sintió muy, muy frío.

“¡Slash, slash!” Lin Feng sintió que las energías frías se acercaban.

“¡Bzzz!” Sacó su talismán y se levantó en el aire. Una luz de espada también se estrelló donde estaba apenas un segundo antes.

Lin Feng miró alrededor y vio sombras. ¡Aquellos Cazadores de la oscuridad lo perseguían de nuevo!

“Vámonos.” Lin Feng arrastró a Qiu Yue Xin con él. Todos comenzaron a perseguir a Lin Feng, pero no pudieron alcanzarlo cuando usó sus talismanes.

Lin Feng no estaba preocupado por Yuan Fei. Su abuelo era un emperador y él era extremadamente fuerte. ¿Quién se atrevería a hacerle algo?

“¡Lin Feng, hemos estado aquí por un tiempo tan corto y ya hablaste con Yuan Fei!” Dijo Qiu Yue Xin. Sus hermosos ojos brillaban. Ella era curiosa.

“Es increíble y fácil de hacer amigos. Peleamos y luego nos hicimos amigos.” Dijo Lin Feng sonriendo. Luego preguntó: “Por cierto, Yue Xin, su abuelo es un cultivador increíble, un emperador en realidad, ¿de dónde es?”

“Él no es un emperador per se” Dijo Qiu Yue Xin sacudiendo la cabeza. Lin Feng se sorprendió y susurró: “¿Me mintió?”

“No realmente, ¡su abuelo es el Gran Emperador de los Simios!”

“¿Gran emperador de los Simio?” Lin Feng preguntó: “¿Un emperador bestial?”

Qiu Yue Xin asintió con la cabeza, Lin Feng jadeó de asombro. ¡Era el nieto de un emperador bestial!

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s