PMG: Capítulo 1059 – Teletransportación

Editado y traducido por Gasaraki

___________________________________________________________

Capítulo 1059 – Teletransportación

“¡Hermano!”, Cuando Hou Qing Lin vio a Mu Chen, él asintió y sonrió. Mu Chen, otro cultivador increíble estaba allí con él. Con él, nada podría pasar.

Mu Chen sonrió y miró a la gente del emperador Tian Long, “El emperador Tian Long ha sido famoso por mucho tiempo, ¿cómo es que sus discípulos son tan incompetentes? Un grupo de cultivadores  Zun ni siquiera pueden matar a mi compañero discípulo solo, ¡qué desgracia! ”

“Mu Chen, Hou Qing Lin vino a nuestro territorio y está matando a nuestra gente. Ustedes pagarán sus pecados con su vida. Continúa insultándonos y verás. Le enseñaremos una cosa o dos.” Dijo el cultivador que estaba usando el ataque con la mano celestial antes. Hou Qing Lin no podía irse, de lo contrario el Emperador Tian Long estaría furioso.

“Te equivocas. Mataste a uno de nuestros discípulos en el altar, vinimos aquí para hacer cumplir las reglas. No rompimos ninguna regla al venir aquí ” Dijo Mu Chen con calma. Luego agregó, “Hou Qing Lin es un cultivador del quinto reino  Zun Qi, sin embargo, si tú, al mismo nivel de cultivación que él, pudieras matarlo, no diría nada. Sin embargo, si eres débil, eres una desgracia para tu emperador “.

Cultivadores del mismo nivel?

Los cultivadores Zun estaban sonriendo. Todos sabían que Hou Qing Lin era extremadamente fuerte. Para un cultivador del mismo nivel de cultivo, derrotar a Hou Qing Lin sería extremadamente difícil.

Miró a Mu Chen y dijo: “Lo mataremos en cualquier caso.”

“¡Morir!”

Oleadas de energías rodaban en el aire y se convertían en rayos de luz que se movían hacia Hou Qing Lin. Él movió su mano otra vez, que luego se volvió gigantesca. Quería matar a Hou Qing Lin.

“No es tan fácil humillar a los discípulos del emperador Shi y el emperador Yu” Dijo Mu Chen cuando vio al cultivador atacar a Hou Qing Lin. Lin Feng fue repentinamente rodeado de luces y Mu Chen desapareció.

Mu Chen había lanzado un hechizo de protección sobre Lin Feng. Él apareció en otro lugar y Lin Feng tuvo la impresión de que estaba alucinando. Mu Chen apareció junto a Hou Qing Lin. Ambos discípulos se sonrieron el uno al otro. Esta iba a ser una buena batalla.

Las luces de reencarnación invadieron el territorio. El ataque con espada de Hou Qing Lin se veía tan simple como antes, la mayoría de la gente no podía entender lo aterrador que era ese ataque.

Un agujero apareció en la atmósfera de nuevo y algunos agujeros más aparecieron después de eso. Parecía que esos agujeros contenían las energías de la vida y la muerte. Parecía que las almas estaban emanando de esos agujeros.

“¡Destruye!” Gritó alguien. Una mano gigantesca tan grande como una montaña apareció. La gente parecía pequeña al lado de esa mano. La mano gigantesca se movió hacia el espacio vacío de la reencarnación y lo agarró, pero no pudo destruirlo.

Las energías opresivas rodearon a Hou Qing Lin y Mu Chen, cada ataque fue increíble y poderoso.

Lin Feng estaba asombrado. Solo uno de esos ataques sería suficiente para matarlo.

“Hay millones de formas de luchar” Dijo Mu Chen mientras salían luces de su cuerpo.

“Nacido en el polvo, de vuelta al polvo” Dijo indiferente Mu Chen. Todo se estaba convirtiendo en polvo en el camino del ataque de Mu Chen.

“¿Qué es eso?”, Pensó Lin Feng. Él estaba sin palabras y asombrado. Los discípulos del emperador Shi y el emperador Yu eran terriblemente fuertes.

“Mi compañero discípulo atacó al anciano que atacó a nuestros compañeros discípulos, ahora estamos a mano. No enfurezcamos a los emperadores.” Dijo Mu Chen. Él no quería crear demasiada tensión. De lo contrario, si el emperador Tian Long se enfureciera, comenzaría una gran guerra.

“¡Hermano, vámonos!”, Dijo Mu Chen a Hou Qing Lin mientras saltaba hacia Lin Feng y lo agarraba.

“¿A dónde crees que vas?” Preguntó uno de los cultivadores fuertes que había comenzado a perseguirlos. Mu Chen y Hou Qing Lin habían venido y les habían causado problemas, ¿ahora querían irse? Además de eso, habían insultado a sus cultivadores Zun.

Mu Chen, Lin Feng y Hou Lin Lin continuaron corriendo y llegaron a un portal de teletransportación. Mu Chen abrió su tercer ojo e inspeccionó el portal. Al mismo tiempo, movió las manos como si estuviera dibujando algo.

“¿Qué está haciendo?” Pensó Lin Feng. Mu Chen estaba tallando marcas sagradas que contenían una increíble fuerza de ilusión. La atmósfera silbaba cuando apareció un agujero.

“¡Portal de espacio vacío, abierto!”, Dijo Mu Chen. Apareció una puerta y salió fuerza de ella.

Lin Feng no tuvo tiempo suficiente para ver exactamente lo que Mu Chen estaba haciendo. Mu Chen talló más marcas sagradas y el corazón de Lin Feng estaba acelerado. Mu Chen estaba abriendo un portal de espacio vacío.

“¡Entra!” Dijo Mu Chen. Lin Feng y Hou Qing Lin pasaron por la puerta. Lin Feng se sentía extraño, como si estuviera en un sueño. Fue la misma sensación que cuando utilizó el altar. Mu Chen podría usar su propia fuerza para crear altares y teletransportarse por capricho.

Muchos cultivadores fuertes los persiguieron. Sus energías eran poderosas y estaban furiosas, pero los tres discípulos desaparecieron antes de poder atraparlos.

Lin Feng estaba asombrado, abrió la boca, pero Hou Qing Lin habló primero usando telepatía. “Lin Feng, no lo molestes ahora mismo. Si lo distraes, podría ser problemático, necesita concentrarse.”

Lin Feng asintió. Mu Chen permaneció en silencio, estaba usando su conciencia divina a un grado increíble. Lin Feng no podía imaginar cómo lo estaba haciendo Mu Chen.

“¡Bzzz!” Lin Feng estaba temblando. Tenía la sensación de que una torre pesaba pesadamente sobre su espalda y luego sintió algo bajo sus pies.

Vio algo delante de él, estaban de vuelta en el subterráneo del mar Huang, en los altares.

Lin Feng estaba asombrado y la multitud también. Esos altares solo podrían usarse para teletransporte de una sola vía. ¿Los tres habían utilizado su propia fuerza para teletransportarse?

Hou Qing Lin, Mu Chen y Lin Feng habían usado el altar del emperador Tian Long y ahora habían vuelto. La gente del emperador Tian Long se volvería loca.

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s