PMG: Capítulo 1108 – Todo el mundo va a Ciudad Fortuna

Imagen oficial de Hou Qing Lin

Editado y traducido por Gasaraki

___________________________________________________________

Capítulo 1108 – Todo el mundo va a Ciudad Fortuna

Después de que Mu Chen desapareció, mucha gente miró a Lin Feng de una manera fría. Alguien dijo: “Estás tan débil que te matarán el primer segundo que pise en Ciudad Fortuna.”

“Se atrevió a secuestrar a la chica celestial. Si no fuera por la Tierra Celestial de los alquimistas dándole cara a Tiantai, ya estarías muerto.”

Lin Feng se dio la vuelta, pero parecía tranquilo mientras se preparaba para irse.

“¡Espera!” Dijo alguien en ese momento.

Lin Feng se dio la vuelta y vio a un joven de la Tierra Celestial de los alquimistas.

“Una vez que estés en Ciudad Fortuna, habrá muchos peligros. Como quieres ir a Ciudad Fortuna, ¡veré si tienes alguna posibilidad de sobrevivir allí! ”

Había llegado al sexto reino de Tian Qi y era uno de los jóvenes que estaba locamente enamorado de Xue Baguio. Lin Feng hirió a la mujer que amaba y la secuestró, ahora estaba en peligro. Por lo que Mu Chen había dicho, los poderosos cultivadores de la Tierra Celestial de los Alquimistas no podían dañar a Lin Feng, pero las personas de la misma edad sí podían. Si solo dijera que quería enseñarle algo a Lin Feng, Mu Chen no podría decir nada.

“De hecho, deberías paralizar su cultivación.” Dijo alguien más.

“¡Bzzz!” En ese momento, Lin Feng se arrojó sobre el que acababa de hablar.

Lin Feng extendió su mano, cuando apareció una montaña y rápidamente creció en tamaño.

“¡Qué ruidoso!”  Dijo Lin Feng. En un instante, su montaña se disparó. La cara del joven se volvió mortalmente pálida. Sonidos de rumor se extendieron en el aire cuando la montaña era demasiado rápida y se estrelló contra él. Tenía la sensación de que le estaban aplastando los huesos mientras se alejaba, salpicando la sangre.

“Su mano se convirtió en una cadena montañosa, ¿cómo hizo eso?” La multitud estaba sorprendida. Lin Feng fue sorprendentemente bueno luchando. Era un discípulo de cultivación imperial del primer lote y Mu Chen incluso lo había protegido. A esas personas no les gustaba Lin Feng solo porque había secuestrado a la chica celestial.

Lin Feng miró a la multitud y dijo: “Si tienes algo que decir, dilo ahora”. ¡No escondas detrás de otras personas pedazos de basura! ”

La multitud lo había visto, Lin Feng podía derrotar fácilmente a la gente del quinto reino de Tian Qi.

Caminó de regreso hacia el joven que estaba locamente enamorado de Xue Baguio y liberó un poco de Qi espada. Inmediatamente lo atacó sin decir nada.

“¡No es fácil de tratar!” El joven lo miró fríamente mientras aparecían los pétalos en el aire.

“Boom, boom …” El Qi espada  colisionó con los pétalos y los sonidos metálicos se extendieron.

“¡Muere!” Gritó el joven. Los pétalos que flotaban parecían suaves y hermosos, pero en realidad eran extremadamente agudos.

Lin Feng abrió sus alas plateadas.

Lin Feng saltó hacia adelante mientras la Tierra y el cielo temblaban.

“¡Constricción!” Gritó el joven haciendo gestos con sus manos. Aparecieron muchos pétalos y se movieron hacia Lin Feng. Había tantos que la multitud ya no podía ver el cielo. Parecía que estaban vivos.

“Qué hechizo tan extraño.” Pensó Lin Feng. Él se sorprendió, pero continuó liberando energías de espada aterradoras así como energías de flama, destruyendo los pétalos uno por uno.

Sin embargo, el joven no se dio por vencido y una luz pálida se movió hacia Lin Feng. No fue deslumbrante en absoluto. Lin Feng frunció el ceño preguntándose qué era.

“¡Vitalidad!” Gritó el joven furiosamente. Las luces pálidas se convirtieron en semillas y rodearon a Lin Feng.

“Qué gran hechizo. Él ganará ahora. Como era de esperar, los hechizos de los cultivadores de la Tierra Celestial de los alquimistas son increíbles. Ese tipo no tuvo oportunidad. “Pensó la multitud mirando las semillas que rodeaban a Lin Feng.

“¡Eres tan débil, no tienes ninguna posibilidad en Ciudad Fortuna!”, Le dijo esa persona a Lin Feng. Levantó las manos y se movió hacia Lin Feng, queriendo atrapar a Lin Feng.

“Vitalidad” Dijo Lin Feng indiferente. El otro estaba sorprendido. Bajó la cabeza y vio semillas que rodeaban sus piernas y crecían. Los tallos comenzaron a envolver sus piernas. ¿Cómo podría Lin Feng usar sus habilidades?

“Tal vez, pero tú no eres quien debería decirme eso.” Dijo Lin Feng, liberando energías de espada y fuego negro. Quemó los tallos que rodeaban sus piernas, levantó las manos y agarró la cara de su oponente.

“Boom boom!” Al mismo tiempo, su oponente también rompió los tallos y retrocedió.

Lin Feng agitó sus alas y usó su técnica de agilidad Xiao Yao para perseguir al enemigo.

“¡Toma!” Gritó furioso su oponente. Abrió su tercer ojo y apareció una luz dorada. Fue una semilla de oro que rápidamente comenzó a crecer y avanzar hacia Lin Feng.

“Tu conciencia divina es tan débil.” Dijo Lin Feng indiferente. Lin Feng le dio una bofetada a su oponente en la cara y lo agarró por la cara.

Al mismo tiempo, lanzó su gigantesco palacio de conciencia divina. Los tallos de su enemigo rodeaban el palacio, pero Lin Feng gimió con desdén cuando su palacio comenzó a brillar y crecer aún más. Pronto, rompió los tallos por lo que el enemigo de Lin Feng retrajo su conciencia divina.

“Te estás humillando a ti mismo.” Dijo Lin Feng abofeteando a su enemigo otra vez. También retrajo su conciencia divina, agitó sus alas y cruzó el cielo.

Su enemigo tiró una cara larga. Había sido abofeteado dos veces por un cultivador del cuarto reino de Tian Qi.

La multitud también estaba estupefacta. El joven era un fuerte discípulo de la Tierra Celestial de los alquimistas y Lin Feng lo había abofeteado dos veces. Además, su conciencia divina también era más fuerte que la semilla de conciencia divina del joven. Había usado toda su fuerza, pero aun así, Lin Feng lo había abofeteado dos veces.

Lin Feng se movía tan rápido como podía. Él no tenía forma de encontrar las píldoras hasta el momento. Tenía que encontrar otra solución. En Ciudad Fortuna, tal vez encontraría un camino allí.

Lin Feng llegó a un lugar desolado y se sentó con las piernas cruzadas. Sacó varias piedras de Qi puro y practicó la cultivación.

Un vórtice de energía apareció a su alrededor cuando Lin Feng se tragó ansiosamente la fuerza de esas piedras de Qi puro.

Apareció un fuego solar y contenía un Qi ardiente y caliente. El sol brillaba ahora sobre el cuerpo de Lin Feng. Él se veía majestuoso. Al mismo tiempo, se veía solemne y orgulloso.

De hecho, quería llegar al quinto reino de Tian Qi. Cuando vio las energías del camino en el mundo pequeño, sintió que había llegado a la cima del cuarto reino de Tian Qi. Después de eso, él había luchado un poco y ahora estaba a punto de llegar a la siguiente reino Tian Qi.

Mu Chen y todos los discípulos se fueron también. Qiu Yue Xin estaba allí, pero estaba caminando sola ya que Lin Feng no había regresado.

Xuan Yuan inicialmente quería pedir la mano de Yang Zi Ye, porque había obtenido la lanza, pero luego el Clan Yang y la Isla de los Nueve Dragones habían peleado esa gran guerra. Xuan Yuan había sido gravemente herido por lo que su clan le dijo que descansara y luego fuera a Ciudad Fortuna.

En la montaña Qi Feng, una hermosa y atractiva niña corría montaña abajo.

En el Palacio Celestial de los Inmortales, el nuevo discípulo de la emperatriz vestía ropas increíblemente hermosas y también iba a Ciudad Fortuna.

Entre los cultivadores budistas, el Sadhu del Templo del Trueno Celestial tomó una vara de bambú y una olla, y luego se fue también.

“Ya no voy a ir a ese maldito lugar.” Dijo Yuan Fei sosteniendo su palo de madera. Dejó el lugar donde el emperador lo había obligado a practicar. Sin embargo, ¡apareció un gigantesco palo de madera en el cielo! ¡Parecía que el emperador lo había escuchado!

Al mismo tiempo, las personas de la provincia de Ba Huang dejaron sus pequeños mundos con un solo objetivo, Ciudad Fortuna.

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s