PMG: Capítulo 1123 – Desafiando a la niña celestial

Imagen oficial de Hou Qing Lin

Editado y traducido por Gasaraki

___________________________________________________________

Capítulo 1123 – Desafiando a la niña celestial

Xue Baguio estaba esperando a Lin Feng!

Lin Ruo Tian y Meng Ba se miraron, se sorprendieron. Xue Baguio estaba mirando a Lin Feng!

“He estado esperándote por mucho tiempo.” Dijo Xue Baguio fríamente. Lin Ruo Tian y Meng Ba se miraron de nuevo, ¡estaban en lo cierto! Sorprendentemente, ella estaba esperando a Lin Feng.

Mucha gente salió del noble palacio, incluidos algunos genios jóvenes muy arrogantes.

“Niña de nieve celestial, admito que tenía manos errantes, pero no fue a propósito. ¿Por qué no puedes olvidarlo ya? “Dijo Lin Feng sonriendo irónicamente.

¿Vagando por las manos? Lin Feng había tocado a la chica celestial de la nieve de una manera indecente?

Lin Ruo Tian y Meng Ba de repente parecían interesados ​​y miraban a Lin Feng ahora. ¿Tuvo relaciones sexuales con ella? ¿Qué significaban las manos errantes exactamente?

“Tú …” Xue Baguio lo miró con frialdad. Ella estaba furiosa. ¿Por qué dijo eso delante de todos?

Sin embargo, Xue Baguio pudo controlarse y calmarse rápidamente. Ella solo parecía molesta. Ella quería vengarse.

“Lin Feng, cabrón desvergonzado. ¡Te atreves a tocarla! ¡Has empañado su reputación!

“Lin Feng, eres un pedazo de basura. La lastimaste, la secuestró, desapareció con ella por un tiempo, ¿qué le hiciste exactamente?”

“Eres un bastardo repugnante, ¡tenemos que matarlo!” Los jóvenes estaban hablando entre sí mediante telepatía. ¿Qué le había hecho Lin Feng a la chica en su habitación? ¿Por qué había desaparecido con ella por un tiempo? ¿La violo?

Todos miraban a Lin Feng con los más altos niveles de odio.

“¡Vamos a matarlo juntos, ese pedazo de basura!”

“¡Bien, vamos a matarlo!” Gritaron todos furiosamente. Xue Baguio fue considerada santa en la Tierra Celestial de los alquimistas. Tal vez Lin Feng la había violado para mezclar su sangre con la suya, ¡qué bastardo repugnante!

“Lin Feng, ¿qué le hiciste a ella?”

“Lin Feng, ¿lo hiciste …? ” Dijeron Lin Ruo Tian y Meng Ba a Lin Feng utilizando la telepatía. Lin Feng estaba sin palabras.

Xue Baguio permaneció en silencio y liberó su conciencia divina. Ella quería ver quién estaba hablando. Algunas personas querían protegerla, demostrar que valían la pena. Algunas personas pensaron que se había acostado con Lin Feng por lo que había dicho, ¡qué bastardo!

Lin Feng caminó lentamente hacia adelante y dijo con frialdad: “Un grupo de ratas, si quieren pelear, salgan y luchen. Fue solo un malentendido. Debido a que los fuertes cultivadores del palacio celestial me persiguieron, tuve que secuestrarla para irme a salvo. La dejo ir sana y salva después de eso. Entonces, todos esos perros que esperaban casarse con ella algún día me atacaron.”

Entonces, eso es lo que sucedió. La manera de hablar de Lin Feng demostró que era honesto. Sin embargo, todos esperaban que no se hubiera acostado con ella.

La expresión facial de Xue Baguio de repente se vio mejor. Pero aún así, ella tenía que matarlo.

“Pero está bien, te toqué un poco la piel, ¿y qué? No hay necesidad de matarme por eso.” Agregó Lin Feng. La cara de Xue Baguio se puso roja … ¿Un poco de su piel? ¿No podría él callarse? Él estaba haciendo eso a propósito.

“Además, eres la chica celestial y santa de la Tierra Celestial de los alquimistas, a pesar de que te hice daño un poco y te interrumpí cuando estabas a punto de atravesar el octavo reino de Tian Qi, solo soy un pequeño cultivador del quinto reino de Tian Qi, entonces … ” Continuó Lin Feng. La estaba halagando para que se viera mal.

“Utilizaré la fuerza del quinto reino de Tian Qi y te mataré.” Dijo fríamente Xue Baguio.

“Hermana, él solo está tratando de protegerse.” Dijo uno de los jóvenes. Lin Feng estaba diciendo dulces palabras para que ella no lo atacara. Él había matado a su compañero discípulo del séptimo reino de Tian Qi. Si Xue Baguio solo usara la fuerza del quinto reino de Tian Qi, la destruiría.

“La chica celestial de la Tierra Celestial de los alquimistas es extremadamente fuerte, la admiro.” Dijo Lin Feng con una sonrisa resplandeciente.

“¡No le tengo miedo! ! Pondre el mismo nivel de cultivación que él, puedo derrotarlo. ¿Ustedes dudan de mí? ” Dijo Xue Baguio mirando indiferencia a los jóvenes de la Tierra Celestial de los alquimistas. Ellos permanecieron en silencio. ¿Dudaron de su mujer santa? Ella se había recuperado por completo, al mismo nivel de cultivación que Lin Feng, no tenía miedo de luchar contra él.

“El mismo nivel, te mataré.” Dijo Xue Baguio mirando tranquilamente a Lin Feng. Su ropa ondeaba levemente en la brisa de la tarde, su expresión facial era tan fría como la luna.

“Confío en ti, eres muy fuerte. Ya tengo algunas píldoras en caso de que muera. ¿Qué pasa si yo gano? “Preguntó Lin Feng sonriendo.

“No tendrás ninguna posibilidad.”

“¿Qué pasaría si?” Dijo Lin Feng sonriendo de una manera resplandeciente.

“¿Qué es lo que quieres?” Preguntó Xue Baguio.

“Morir sería una tragedia, pero si gano, olvidemos todo lo que pasó antes y seamos amigos, ¿de acuerdo?” Dijo Lin Feng. Había matado a personas de la Tierra Celestial de los alquimistas, pero no odiaba a Xue Baguio. Además, tenía un alto estatus social y no quería convertirse en un enemigo de la Tierra Celestial de los alquimistas.

“Bien.” Dijo Xue Baguio. Solo una palabra. Si ella perdía, dejaría de intentar matar a Lin Feng.

“Algo más.” Dijo Lin Feng. La multitud estaba sorprendida, ese bastardo tenía muchos requisitos.

“Estoy escuchando.” Dijo Xue Baguio.

“Quiero decir algo, quiero hacer una apuesta, pero no quiero que otras personas escuchen. ¿Me puedo acercar y susurrarte?”

“¿Qué quería hacer?” Los jóvenes estaban rechinando los dientes. Acércate a la chica celestial?

“¿Hacer una apuesta?” Xue Baguio tenía curiosidad, pero dijo con frialdad: “Acércate.”

Lin Feng sonrió y se acercó a Xue Baguio. Había unos centímetros entre ellos ahora, así que los jóvenes a su alrededor estaban furiosos. ¡Bastardo desvergonzado!

“¿Qué quieres decirme?” Preguntó Xue Baguio.

“Tengo una poderosa arma sagrada de gran calidad, si tengo mala suerte y tú me matas, estoy dispuesto a dártela.” Dijo Lin Feng usando telepatía. Xue Baguio parpadeó y miró a Lin Feng. ¿Por qué Lin Feng sería tan amable? ¿Por qué le daría un tesoro increíble si ella lo mataba?

“¿Qué quieres decir exactamente?”  Preguntó Xue Baguio mediante telepatía.

“Si gano, ¡necesito una píldora sagrada!” Explicó Lin Feng. Primero, la había obligado a luchar contra él al mismo nivel de cultivación, y luego le dijo que tenía algo para ella si perdía. Y ahora, si ganaba, quería una píldora de la Tierra Celestial de los alquimistas.

“¿Qué píldora?” Preguntó Xue Baguio.

“Mi amiga es una bestia increíble y tiene la sangre de un noble. Ella tiene un estatus social muy, muy alto. Durante su proceso de transformación, usó toda su fuerza y ​​fue gravemente herida por otras personas, por lo que regresó a su estado animal. Quiero que vuelva a ser un ser humano normal nuevamente.” Explicó Lin Feng.

Parecía nervioso. Esperaba que Xue Baguio tuviera ese tipo de píldora. Obtener algo de la Tierra Celestial de los Alquimistas fue difícil, así que Xue Baguio era su única esperanza, esa batalla era una gran apuesta.

Xue Baguio miró a Lin Feng. Había estado sonriendo todo el tiempo, pero ahora, parecía nervioso. Ahora, ella entendía la verdadera motivación de Lin Feng.

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s